PAÍS DE SOMBRAS


rueda

A veces dan ganas de iluminar los rincones para que las sombras y la oscuridad se retiren y podamos ver que, como las cucarachitas de cocina cuando se enciende la luz, ciertos personajes y costumbres huyen para desaparecer.

Por ejemplo, en un programa de TV, se muestra cómo un conocido  congresista le arruina la vida a un Maestro y Chofer de Taxi, que entre lágrimas de impotencia trata de explicar que él no tiene nada que ver con lo que una comisión (estoy tentado a llamarla  comicción, inventando una  palabra que significaría  meada comunitaria) ha decidido investigar. Que él no conoce para nada el tema y que a pesar de idas y venidas no sólo no lo reciben sino que unos pobres e increiblemente  auto-empoderados empleados de un devaluado congreso, lo zarandean en sus derechos ciudadanos.

Y que, además, ahora  la policía lo ha citado como sospecho de terrorismo (léalo bien: TERRORISMO).

Sólo cuando una cámara con su respectivo periodista interviene, el cogresista bigotudo y minúsculo se “aviene” a hablar. Y cuando le ponen delante al agraviado, ni siquiera lo mira, para negar su responsabilidad. Ése señor aparece,  en una rapidísima búsqueda en Google (0.28 segundos) , con aproximadamente 30,900 entradas, la mayoría de ellas no muy santas. Y cosa curiosa, pertenece a una organización que lleva el  título de “Solidaridad Nacional”, aunque suene a broma.

En este país de sombras, los escogidos por votación se sienten verdaderos Elegidos, Seleccionados, Ungidos. Se creen la última chupada del mango y ningunean a los ciudadanos a los que dicen representar. No todos, es cierto; pero muchos parecen tener no inmunidad sino impunidad. En realidad resultan inimputables pero por las razones que ya se saben. Y ellos?:  inmutables.

En el mismo programa vemos como los estudiantes de medicina de San Fernando (UNMSM), practican cirugía en canes que han sido robados a sus dueños. El robo es un delito, pero en este caso sólo es agravante para un hecho  inhumano y que se debate en todo el mundo civilizado: el uso de animales para “pruebas medicinales” que beneficien al hombre.

Digo yo,  si alguno de estos jóvenes proto-médicos no empezará así su carrera de ningunear pacientes y la ejercerá creyéndose omnipotente en el desprecio, considerándolos tan solo una fuente de ingresos o una molestia necesaria en el ejercicio de su profesión. Médicos que confunden el  Juramento Hipocrático con el ser unos hipócritas juramentados?

Hoy, “El Comercio” menciona el tema. Se habla de sanciones y sin embargo a la dueña de “Tomás”, que salvó a su mascota sacándola de una mesa de operaciones en el hospital Loayza, fue acusada de robo de microscopios por la responsable del lugar donde se “practica” con animales, en “bien” de los humanos. Terminó en la comisaría.

Y allí también pudimos ver cómo empleados uniformados cerraban rejas y negaban que se filmara, de la manera que estos especímenes usan al sentirse dueños del poder. Individuos que creen que pueden avasallar a las personas porque tienen un uniforme, un disfraz.   Este es un tema que se repite en las urbanizaciones con reja, en las puertas de los edificios, en las dependencias públicas y casi en cualquier lugar donde la palabra “seguridad” ampara el atropello. Escudados en qué?: en compañías tan privadas como cualquiera, que han sido contratadas para eso, brindar seguridad y que lo que hacen es dotar a personas comunes y corrientes de un seudo poder, dándoles a veces un arma, para alquilarlos por horas.

Y finalmente, Pisco. El sur chico.

Aquí hay tanto por decir que ya parece la repetición de la repetidera.  Dos años de sombras dentro de las cuales medran ladrones, ratas, cucarachas, sinvergüenzas, asesinos y toda laya de escoria. Sombras alentadas por la ineficiencia y la indiferencia. Alentadas por un afán de lucro que lo descalabra todo. Sombras que expelen a todos los que quieren hacer algo. Sombras que absorben la ayuda material y la desaparecen para distribuirla en alcantarillas, lupanares y basureros, donde el mal sonríe y se felicita de un faenón extraordinario.

“Luz, más luz!” parecen haber sido las últimas palabras de Goethe antes de entrar en su agonía final. Que ése pedido no preceda a la muerte en el caso de nuestro Perú;  porque a pesar de los éxitos innegables, la mentira falsea los hechos y trata de hacernos creer que todo está mejor que la realidad. Nuestra triste realidad, como dice mi amigo Juan.

POOR LITTLE THING.


Leo con asombro e indignacion esta cortisima nota en “Espacio Compartido” . Un buen amigo llamaba “poor little things” a sujetos de esa laya. Ni categoria de personas les daba.

Francisco Tudela, indignado por lo que el pintor piensa de él -sólo el pintor, nadie más- y con un arrojo digno de Grau y Bolognesi, le tira un vaso de pisco en la cara y luego un puñete. Fernando de Szyszlo, de 84 años, termina en una clínica.

Fuente: “Espacio Compartido” Felipe Basombrio.

La noticia como espectáculo.


se-busca-chente

Fuente de la imagen: helelbensahar.wordpress.com/.

Este post se iba a titular ” No una, sino muchas muertes”, pero creo que resulta más acertado el título que elegí poner.

Más acertado, porque a la noticia como  espectáculo no se sustrae ningún medio masivo.

Para todos ellos ha sido y sigue siendo una fuente de ingreso la racha de muertes “importantes” tanto a nivel internacional, con Michael Jackson como a escala nacional con Marco Antonio Gallego, Micky Rospigliosi y Alicia Delgado.

Reportajes, cámaras en vivo, videos exclusivos, programas dedicados, declaraciones… Todo con el fin de “recordar, aclarar, informar, llorar”  y por supuesto, vender. Ya lo he dicho antes, como muchos otros. Vender espacio, elevar el rating, hacer crecer la sintonía. No importa para ello acusar a alguien, mostrar intimidades,  hacer de todo por tener “la primicia”.

Muchas vestiduras se rasgan cuando la señora Magaly Medina ve que su apelación se convierte en una pena aún más dura. Y algunos periodistas se preguntan si éso no vulnera la libertad de prensa.

La Corte suprema, con su dictamen ha definido a los medios como un arma y a los periodistas como los que la usan. Es cierto, un arma puede servir para defender, para amenazar o para matar. Como don Luis Miró Quesada dijo: “El periodismo puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios”.

LAS BALAS DE AYER


duelo

Imagen:  http://projeto.lendas.zip.net/

El post anterior lo escribí rápidamente y con el ruido de los balazos aún resonando en mis oídos.

Investigado el asunto someramente, parece ser que asaltaron a un vecino y a su esposa, dispararon; finalmente les robaron el auto y según cuentan, hirieron a la mujer.

No sé  la veracidad absoluta en este caso pero el asunto de la inseguridad permanece.

No se trata de ser pusilánimes ni de ver amenazas por todas partes, pero el tema es más que evidente. Y si de la seguridad tiene que ocuparse el ciudadano mismo, esto se convierte en el Lejano Oeste; cada uno con su Colt Frontier, preparado para lo que venga y encerrándose en un fuerte al menor asomo de peligro.

Dónde anda la ministra del interior (antes se llamaba ministro de gobierno y policía)? Dónde la policía que debería patrullar asegurando la tranquilidad con sus rondas disuasivas?  Es que debemos confiar absolutamente en un serenazgo que no es sino personal de apoyo (y a veces integrado por algunos delincuentes que se aprovechan de su condición y respaldo municipal)?

No somos los ciudadanos los que elegimos y mantenemos con el pago de impuestos a las autoridades y al andamiaje de los diferentes estamentos del gobierno (municipalidades, gobiernos regionales, parlamento y un largo y frondoso etcétera)?

Entonces no entiendo cuál es la razón por la cual los ciudadanos son la última rueda del coche.

No se les consulta, se les maltrata y cualquier individuo uniformado y con un nanogramo de poder (o sin uniforme pero creyéndose el hueco del queque, porque alguien le dijo que “podía”) quiere ejercer una arbitraria autoridad exigiendo identificaciones, preguntando datos personales y asumiendo una representación que no pasa de ser la del empleado.

Hace falta autoridad y orden. Pero la verdadera autoridad No aquella de mentira que sale de uniformes inventados, votaciones mínimas, poses y bravatas. Se requiere el orden que dicta la razón.

Mientras sigamos como estamos, iremos como dicen que hacen los lemmings: corriendo hacia el suicidio colectivo.

Es terrible cuando las balas, los carajos y las mentiras reemplazan al lenguaje que a los hombres nos diferencia de los animales.

BALAS.


magtechammunitionHace unos instantes salíamos de casa con rumbo a la bodega cercana y Pierce, la gata, aprovechó la puerta entreabierta para salir también, disparada como una flecha. Nos detuvimos a reírnos de su veloz e inesperado escape, cuando escuchamos muy cerca varios balazos. Conté hasta cinco.  Y de pronto el ruido de una carrera. Pasó corriendo una chica y segundos después dos vehículos del serenazgo pasaban acelerando en dirección contraria.

Había sido, evidentemente un asalto. No sé si las balas fueron disparadas por el o los asaltantes para amedrentar a su víctima, o si fueron  disparos hechos por algún miembro de serenazgo para hacer huír a los delincuentes.

Lo único que sé es que Pierce regresó a la misma velocidad que había salido y que los vecinos aparecieron en las puertas de sus casas preguntando qué había pasado.

Balas en San Borja a las 8 y pico de la noche, en las primeras cuadrs de la avenida Boulevard. Asaltantes.

Actuación rápida del serenazgo, pero sensación de inseguridad. Los asaltos ocurren en los noticieros, hasta que le sucede a uno mismo o pasa muy cerca de donde se está.

Y es que la sensación de inseguridad ciudadana crece cada día. Los bloqueos de calles, las manifestaciones violentas, la rotura de lunas de los vehículos que desafían a los paros, los accidentes que riegan de muertos y heridos las pistas, los choferes públicos que se amotinan porque no quieren pagar multas, los asaltos constantes, las luchas de las pandillas y un enorme etcétera que nos dice a cada instante que no estamos seguros, que el desorden,el crimen y la violencia acechan.

Una sensación de inseguridad que crece cuando vemos en la tv a policías delincuentes y a un poder judicial laxo. Cuando los crímenes se convierten en cortina de humo y los que deberían estar a buen recaudo toman el té tranquilamente en su casa.

Una sensación de inseguridad que deja de ser sensación para volverse una realidad que es un desastre.

ORGULLO Y PREJUICIO?


20090605-foto_bagua_nativos

                        Foto: Blog PUCP

De la novela de Jane Austen (“Pride and prejudice”), tomo solamente el título que puede resumir muy bien la actitud tomada por el Gobierno frente al desastre ocurrido en la Amazonía.  Orgullo, por no querer dialogar y prejuicio por considerar a los peruanos amazónicos como ciudadanos de categoría inferior.

El Primer Ministro ha dialogado. El Gobierno ha cedido.

Ahora falta ver si esto es duradero y si ambas partes convienen en que el Perú es uno. Que “el señor gobierno” es para todos y que la amazonía no es una región autónoma ni un botín maderero-petrolífero.

La pintura de guerra y las bravatas verbales nunca más deben dar paso a las balas y las lanzas.  Nunca más.

Porque perdemos todos y  bien sabemos que a río revuelto….