EL CAMINO ES LARGO, PERO EL PERÚ SE ESTÁ YENDO A TODA VELOCIDAD…


¡….A la mierda!

Es mi país, es lo que está pasando y este corto programa, solamente es un asomo del verdadero desastre. Y no soy «fatalista», porque todavía creo que se reaccionará…

Manolo.

Programa «La Encerrona» Martes 14, 2021.

YouTube

EL CIENTO UNO: LA DESBARRANCADA DE BARRANZUELA


EL CIENTO UNO:

Es, según el programa “La Encerrona” de hoy, lo que sería el “problema ciento uno” que el gobierno del Perú se crea a sí mismo… ¡y a todo el país! No sé si sea el número, porque en realidad parece un montón de metidas de pata para 100 días, pero en realidad, es una diaria y eso es lo contabilizado por el programa …

El “mal paso”, “metida de pata”, “error” o estupidez manifiesta, tuvo el protagonismo del ministro del interior, señor Barranzuela, que hizo caso omiso y se burló de la propia medida, que emitida por el portafolio a su cargo: Están prohibidas las reuniones celebratorias por el “Día de la canción criolla” y “Halloween”, es decir las “fiestas COVID” …

Y en la casa del señor ministro, lo que hubo y está registrado por imágenes de la televisión, lo que hubo fue un fiestón, que según Barranzuela fue una “reunión de trabajo” en la que se trataron “importantes asuntos”. Lo dijo con música criolla de fondo, en la puerta de su casa, a la reportera del equipo de televisión que grababa y que fue al lugar, alertado por las llamadas telefónicas de los vecinos, hartos –lo supongo- del bullicio de la juerga.

El señor ministro del interior, ex policía, abogado defensor de una presunta banda criminal, opositor a la erradicación de la hoja de coca ilegal (hay una grabación, por lo menos, de él, antes de ser ministro, arengando a los cocaleros en la zona del VRAEM), además y por si fuera poco todo lo que se le imputa, que sería largo de enumerar aquí, se zurra en sus propias disposiciones, incumpliéndolas flagrantemente, mintiendo para tratar de justificarse … ¡A vista y paciencia de todos, con registro de video incluido!

De pronto, hoy el presidente Castillo y la primera ministra Vásquez, toman la decisión de cesarlo en sus funciones ministeriales y poner fin a esto que ha sido un despropósito más y “disparo a los propios pies” de este gobierno …

Habrá que ver.

Imagen: https://gestion.pe

ROCHE CON «R» DE RICHARD


El recién nombrado embajador del Perú en Venezuela, señor Richard Rojas García, (que suma cuatro eres –las de Richard, en su nombre y el primer apellido y la de García, en el segundo-), es un tema de esos que, en jerga, se llama “rochoso”; es un “roche” para el gobierno nacional, o sea da vergüenza, o debería darla …

Tal vez se diga que cuatro erres en nombre y apellidos, “cuatrijustifican” que el señor sea embajador, porque esta palabra termina con ere (y las cuatro eres del señor Richard Rojas García, son más y para mejor, dos son mayúsculas, no una sola erecita minúscula y al final, como en “embajador”.

  Por si fuera poco, el canciller (una sola ere) Oscar Maúrtua De Romaña, tiene solamente tres eres en sus nombres y apellidos y una sola es mayúscula o sea que de acuerdo a la “lógica de las erres”, no debería ser ni embajador ni canciller, pero da la casualidad que es diplomático y aunque la palabra no tenga eres ni por asomo, resulta que califica para ambos cargos. Pareciera que es una cuestión de eres, como roche, rochoso, Richard, Rojas y García.

Al señor (con ere), lo nombraron embajador en Panamá y desde el país del istmo, no dijeron nada por un mes, lo que en “diplomatic language”, significaría “no” o un cortés “no se oye padre” …. Sin embargo, ahora va como representante oficial peruano para Venezuela, pero resulta que la fiscalía está pidiendo su impedimento de salida del país, porque es investigado por un asunto dinerario sospechoso …

Pero si de eres se trata, ni Venezuela ni Panamá tienen eres en sus nombres, pero como son Repúblicas, Cantinflas diría… “¡Ahí está el detalle!”.

Imagen: https://www.deperu.com

Nota: Cuando es una “r” mayúscula, o está al empezar la palabra, se “duplica” fonéticamente, acentuándose el sonido (o sea que “suenamás importante…)