CON M DE MORIR.


 

SHAKESPEARE

Me dices que yo tengo obsesión con la muerte, porque en alguna de las cosas que escribo los personajes mueren y así termina todo…

 

Morir es lo que toca y es tránsito obligado para todo lo vivo –resulta natural- aunque a veces la muerte impresiona por una circunstancia.

 

Morirse no es sino volver al origen,  regresar a ser polvo de estrellas o a ser el brillo tenue que queda entre los dedos al coger mariposas.

 

Morir, quedar dormidos… Soñar, tal vez dormir…”, Shakespeare nos lo dice por la boca de Hamlet; morir es irse al reino de los sueños para vivir ahí y nunca despertar.