SEMINARIO DE PUBLICIDAD PARA PYMES


banner_blog2

ESTE 12 DE FEBRERO, SEMINARIO DE PUBLICIDAD PARA PYMES.

INFORMES: 565-0501 / 991-999327 / consultoria@devela.net

http://www.megapymes.blogspot.com/

Anuncios

OPORTUNIDAD


oportunidad

El mundo está lleno de oportunidades.

A veces nos quejamos, porque sentimos que la desgracia cae por todas partes sobre nosotros, como lluvia ácida.

Sin embargo no vemos que al reverso también están lloviendo oportunidades.

Lo digo, porque cada vez que converso con un taxista que tiene título universitario y tuvo que buscárselas porque perdió su trabajo que creyó estable, o hablo con alguien que tiene un pequeño negocio y busca la manera de crecer, me doy cuenta de que a pesar de las trabas y las dificultades, las oportunidades están ahí, para el que se anima a buscarlas; para el que no teme engrasarse las manos y meter los zapatos en el barro o mojarse íntegro.

Oportunidades que muchas veces dejamos pasar porque no se nos ocurre vernos  desarrollando tal o cual actividad, o ejerciendo aunque sea temporalmente un oficio determinado. Lo que sucede, pienso, es que creemos que las cosas deben venir a nosotros. Nos acostumbramos a la espera. Y de pronto se trata de salir a buscar: tocar puertas, pasar la voz, ofrecer. Estamos habituados a que nos pidan algo y entonces empezar el ciclo.

Nos hemos olvidado que afuera hay un mar de necesidades  de todo tipo y en vez de preguntarnos cómo podemos satisfacer algo de ésa demanda, nos asombramos con la habilidad de otros,  contentándonos con mirar y muchas veces envidiar.

Esto, por supuesto, no nos ayuda en nada. Primero, porque no tenemos en cuenta las necesidades, sino lo que ofrecemos. Es que, insisto, nos quedamos en la etapa en que venían a nosotros a pedir; y dábamos lo que teníamos, porque éso era lo que buscaban.

En segundo lugar, porque nos hemos vuelto pasivos. Se ha perdido nuestro espíritu cazador del principio.

La gran pregunta es si lo que yo ofrezco es valioso para las necesidades que existen;  si no lo es tal como está, debo adecuarlo. Y la acción importante a emprender es el retorno a la búsqueda.  Sin una oferta clara y adaptable,  y sin la suficiente audacia para buscar las oportunidades, seguiremos vegetando;  quejándonos y mirando como otros sí pueden cruzar las aguas caminando. Porque creen en ellos mismos. Porque saben que si dudan, se hunden.