FELICIDADES, PUBLICIDAD!


Torta que preparó Paloma mi hija

Hoy es el día de la publicidad (por lo menos aquí en el Perú) y mi felicitación va para esta actividad, profesión o como quieran llamarla y que en mi caso, hace cuarenta años ya que ejerzo con las lógicas altas y bajas de todo aquello que el ser humano emprende.

Felicidades publicidad!

Me has dado muchas de las grandes satisfacciones de la vida y tampoco escatimaste los dolores de cabeza, las pequeñas desesperaciones y los momentos incómodos.

Felicidades, publicidad!

Te confieso que si pudiera elegir volvería por el mismo camino, tratando de no repetir las estupideces, de no confiar en los evidentemente poco confiables y de mejorar todo lo que hice mal.

Felicidades publicidad!

Gracias a ti he ido aprendiendo mucho más de lo que nunca pensé ; tus exigencias hicieron crecer mis mapas mentales  y engordaron mi archivo personal que a estas alturas me sirve para escribir cosas que probablemente leen muy pocos.

Gracias publicidad!

Me ha sido dado transmitir algo de lo que eres a quienes están ahora en el sendero que yo empecé a caminar allá por el 69, aunque algunos alumnos digan que no les interesan las anécdotas de agencias como McCann Erickson (sabrán siquiera lo que desechan sin pensarlo dos veces?).

Gracias publicidad!

Porque me enseñaste que los dioses tienen pies de barro y que al mejor cazador se le va la perdiz; que cada día el ejemplo de los errores de mis amigos y colegas tiene que enseñarme a no repetirlos;  a corregir y consultar antes de publicar.

Gracias publicidad!

Gracias por los amigos, por los colegas, por los clientes, por los medios y las campañas. Por permitirme participar activamente de una época fabulosa e irrepetible y ser humilde testigo del paso del lápiz a la computadora.

Felicidades publicidad!