¿¡APAGA Y VÁMONOS, MALDITA SEA!?


Tal como van las cosas a nivel mundial, la recomendación del título parece ser la única salida …

No se trata de ser pesimista, pero el balance se inclina peligrosamente hacia lo negativo, por más que se hagan algunos esfuerzos para arreglar alguna cosa. El problema es que en esa labor de parchado, el mundo es como una pelota que casi no da bote y si lo hace, puede ser en cualquier dirección porque la cantidad de parches la deforma y vuelve ingobernable e imprevisible …

Aunque dicen que la esperanza es lo último que se pierde, doña esperanza –me da la impresión- que ha hecho las maletas y se va en cualquier momento …

No sé si en otras épocas el sentimiento de que este es un mundo que se deshace ha sido tan fuerte, pero ahora con las amenazas atómicas del señor ruso, la guerra que él eufemísticamente llama “operación”, la hambruna, la pandemia (que después de matar a cientos de miles se convierte en una “enfermedad más” para quedarse), los ciclones, las lluvias torrenciales, el calor inusual que se transforma en fuego devorador de bosques y personas, y ese enorme etcétera que se llama realidad y habla múltiples idiomas, me parecen a mí que, como dice la frase, “quien siembra vientos recoge tempestades”, y es que sabiéndolo, estamos destruyendo nuestra pelota, la que pronto no servirá más para jugar…¿Y entonces…?

Encima, en Lima el nuevo alcalde está entre dos (censurado).

El asunto es que no tenemos dónde ir.

Imagen: https://www.alamy.es

¿ES EL TIEMPO DE LOS EXTREMOS?


Vemos que, en todo el mundo, los extremos parecen ir ganando terreno y colocarse como opciones preferidas, dejando a un centro sensato y equilibrado, fuera de juego.

Las “radicalizaciones” se entronizan y el ciudadano pareciera que, en algunos casos, “tapándose los ojos” opta por aquello que cree le asegurará paz y tranquilidad, aunque para lograrlo tenga que abdicar a su normal desempeño ciudadano.

Los “ultras” de cualquier pelaje, se presentan como una solución, admitida a veces con alivio y otras a regañadientes, pero con la convicción tranquilizadora de estar eligiendo el “mal menor” …

Así como la Tierra tiembla y los terremotos físicos se producen en todas partes, desmoronando construcciones que parecían protectoramente sólidas, lo “establecido” pareciera caer para dar paso a desconocidos futuros que caminan por la orilla opuesta …

Creo que asistimos al fin de una época; pienso que los extremos predominan y todo se trastoca.  No sé si llegaré a ver lo que sucede, finalmente, pero me huele que ya se está en camino …

Imagen: https://dinamicasgrupales.com.ar

EL RETORNO DE LOS CAVERNARIOS


Una sombra parece cernirse sobre el mundo y es la que proyectan los cavernarios al salir de sus cubiles. Están emergiendo por todas partes, hablan diferentes idiomas, pero se entienden por señas (que es el lenguaje común de estos pre-primates) y empuñan piedras para atacar …

Son la regurgitación de un pasado abyecto y caminan a trompicones, enmierdándolo todo a su paso. Emiten sonidos guturales y los une haber sido habitantes de un ayer en que las pieles de animales eran vestimenta y el fuego no se conocía …

Han regresado estos cavernarios y se sienten dueños de lo que les rodea. Odian el presente y todo lo que tenga que ver con él, porque sus mentes obtusas no lo entienden y prefieren quedarse al abrigo de la ignorancia, las cavernas, las pieles y las piedras. Podemos verlos en manadas o en pequeños grupos que se ponen nombres estrambóticos o encubridores y usan símbolos prestados, porque ni originales son; así, van husmeando en busca de sangre fresca, que les sirva como golosina y alimento …

¿Los cavernarios regresaron? En realidad, nunca se fueron, pero ahora, envalentonados, son visibles y por desgracia, notorios …

Lo mejor será no hacerles caso o espantarlos para que regresen a sus cuevas, de donde nunca debieron salir …

Imagen: https://thumbs.dreamstime.com

PIÉLAGO DE PLAGIOS


Piélago es océano y plagio es copia (aunque alguien dijera “no es plagio, es copia …”) y este mar que ahoga, invadiéndolo todo sube de nivel imparablemente, al parecer …

 Plagio de tesis, por ejemplo, que servirán para obtener títulos académicos inmerecidos y por lo tanto falsos, que devendrán en falsas certificaciones para conseguir puestos de trabajo en los que se rendirá de acuerdo a unos conocimientos ausentes, propiciando el caos general, porque, al parecer, no hay nada que se salve …  Según las noticias (“La República” 4.8.2022), un ingeniero norteamericano ha denunciado que dos alumnos de la universidad “César Vallejo”, han copiado (plagiado) su tesis íntegra para incluirla en la suya (sin citar siquiera, por supuesto la fuente o al autor) de ingeniería ambiental …

Los falsificadores pues, son amparados por “instituciones educativas de nivel superior” que se ven “sorprendidas” cuando estos plagios se descubren, pero en realidad lo que sucede es que la pobreza y precariedad de esos entes “educativos” es tal, que no pueden (ni se “dan el trabajo”) de revisar lo que les es entregado para acceder a la titulación …

Y ni qué hablar del plagio de la tesis de maestría del Presidente Castillo y su esposa Lilia, que hicieron y “sustentaron” en la filial cajamarquina de la universidad “César Vallejo”, también (que ya no existe, por no cumplir los estándares mínimos de la educación universitaria) …

Aquí hay una sola palabra que define y explica lo que sucede en este “ámbito plagiarístico” y por desgracia, parece que en todo el país; la palabra es CORRUPCIÓN

Corrupción que nace en las personas y se extiende por las instituciones, convirtiéndose en una constante corrosiva, hedionda y letal. La vemos en todas partes: desde la pequeña “coima” que se entrega (y es aceptada) para evitar una multa de tránsito, hasta los millonarios “arreglos” que permiten obtener astronómicas e ilícitas ganancias …

Todo parece estar permeado -mejor dicho, inundado- sumergido, por el barro podrido de la corrupción y no nos damos cuenta que lo que hay que cambiar es al SER HUMANO, porque si así no sucede, nada va a pasar …

Empecemos por algo y es por nosotros mismos … La vacuna contra la corrupción y el caos se llama honestidad.

Imagen: https://ichef.bbci.co.uk

EL PROBLEMA ES EL PROBLEMA


Lo que podría parecer un juego de palabras, es una realidad problemática que parecería no tener solución porque se compone de una cadena sin fin de hechos –problemas- que se alimentan unos a otros y que, si fueran música, compondrían un “ritornello” macabro …

¿Dónde empezó todo esto…? ¿Cuál fue el punto inicial de esta situación catastrófica que a ojos vista no tiene solución posible …? ¿Por qué estamos en este túnel oscuro donde no se vislumbra –aunque sea lejana- la luz de una salida …?

Hay muchas teorías, pero tal vez la más cierta sea que siempre fue así y que no nos dábamos cuenta –o no queríamos enterarnos- porque nos sentíamos cómodos (con esa “comodidad” que da la ignorancia) y vivíamos distraídos por futilidades, que, como fuegos artificiales, nos llamaban la atención, hasta que de pronto… ¡fuego! La pirotecnia, entretenida y alegrona, produce incendios incontrolables que amenazan a todos, nos damos cuenta de la indefensión y de que estábamos viviendo en una muy conveniente “realidad paralela” ignorando olímpicamente la “realidad real” …

Roba, pero hace obra”, “nadie se va a dar cuenta”, “no importa…”, “déjalo así nomás”, “es lo que hay”, “a lo hecho, pecho”, son frases corrientes, que se dicen invocando un conformismo suicida que hoy nos presenta la factura …  Y ahora… ¿Qué hacemos? ¿Quién podrá salvarnos, si el “Chapulín Colorado” ha muerto…?

Imagen: https://www.calesan.cl

LAS PAREDES DEL CASTILLO


Se caen las paredes… Se derrumba el castillo …

O no es que se derrumba, sino que como está construido de viento, vuela por los aires. También puede que sea un castillo de naipes, que se desarma y cae en desorden, porque no tiene base y las paredes son los naipes que primero cayeron…

¿Y si fuese un castillo de arena…?

Recuerdo parte de un verso de José Zorrilla:

“… castillo sin torres, ni almenas ni puente, por cuyos salones, en vez de tu gente, reptiles arrastran su piel amarilla…”

Imagen: https://es.dreamstime.com