NO SABER LEER


Definitivamente, los congresistas no solamente son iletrados, sino que no saben leer la calle; es decir que ni siquiera saben ver…

Las manifestaciones en todo el país (la lista de ciudades “protestantes” es larga) son un libro abierto para quien quiera verlo, porque ver no es lo mismo que mirar y se necesita inteligencia para ver.

Me da la impresión que en el aturdimiento que da el poder recientemente obtenido y la euforia que sigue a este aturdimiento, no existe nadie con la suficiente tranquilidad, para analizar lo que las calles decían y siguen diciendo, junto con las opiniones tumultuosas redes sociales.

Creo que el señor Vizcarra también debería leer las calles y no creer que las manifestaciones son a su favor, sino contra la ruptura de la institucionalidad y quienes la han roto. No es “a favor de”, sino “en contra de”, que es bien distinto y no hay que confundirse. Vizcarra es un accidente (por más culpable que sea) y lo que hay es la manifestación del hartazgo popular frente a los “políticos”.

La actuación de las fuerzas del orden, lo único que parece haber hecho es aumentar el desorden e incrementar la rabia de los manifestantes, ciudadanos que han sido agredidos de maneras no vistas hasta ahora por la policía. Digamos que esto ha sucedido porque no existía en ese momento un Ministro del Interior que diera las directivas necesarias, pero eso hace que sea directamente responsable el señor Merino, del cual el jefe de policía en funciones, recibe órdenes directas, según lo que parece haber dicho este último.

La policía actúa cumpliendo órdenes superiores y estas órdenes parece que han sido claras.

Cuando el caos reina, vuelvo a decirlo, se necesita tranquilidad e inteligencia para dominarlo y salir adelante. Justo lo que está faltando ahora.

Imagen: listas.20minutos.es

“GOLPE AVISA”


El dicho popular “Golpe avisa…” se hace realidad en esta coyuntura peruana.

El señor Merino intentó antes lo que consiguió ahora y llamó por teléfono a los jefes de las Fuerzas Armadas, sin obtener respuesta en un caso y con una respuesta negativa en otro a su intención clara de buscar apoyo.

El golpe avisó y fue una clarinada de alerta, anuncio de lo que vendría…. ¡y vino! Ahora el señor Merino es proclamado Presidente, luego de “vacar” a Vizcarra, con el apoyo de 105 congresistas, de un total de 130.

Nadie pudo decir que “no hubo aviso…

En todo el país, pese a los problemas que la pandemia trae, las manifestaciones se han hecho sentir con fuerza y al parecer van a seguir, a pesar de que la policía utiliza motocicletas para dispersar (¿embistiendo?) a los manifestantes y les dispara perdigones (sean estos de jebe, de plástico o de metal, hacen verdadero daño), además del tradicional baño de agua con el carro rompe manifestaciones…

Hay quienes están muy de acuerdo con lo sucedido y que apoyaron golpes de estado en el pasado, bajo el “razonamiento” de que “alguien tenía que arreglar esto, no importa cómo”.

Francamente no tengo en la memoria que ningún golpe de estado en el Perú, haya traído un cambio absolutamente positivo para el país.

Imagen: http://www.vecteezy.com

ROMPIENDO LAS COSTURAS


El saco de gatos que es la política peruana está rompiendo las costuras y los animales pueden llevar con su pelea ciega a que el Perú se convierta en un caos terrible, donde el todos contra todos sea la norma y que se haga imposible organizar nada sensato.

Al enorme problema que es la pandemia que ha sumido al país en la oscuridad de la desgracia y la incertidumbre, se suma la estupidez asesina y suicida de los políticos en general –los “profesionales” y los “aficionados”- y en particular los que están representados en el congrezoo (donde la mayoría son “aficionados”)-; que además de estúpida es interesada porque lo que quiere la mayoría de ellos, es que “su botín” de prebendas, gollerías y “negocitos” no se les vaya.

Pero ellos (salvo algunos, la verdad sea dicha) siguen revolcándose, mientras tanto el saco va a reventar y “otros” tienen la culpa de todo, porque ellos son mansas palomitas blancas, casi casi Espíritus Santos, incapaces de todo mal. Incapaces son, hasta en tratar de cometer felonías, que sin embargo repiten con terquedad de mulas.

No sé si tendremos solución y los gatos morirán en su combate, antes que las costuras del saco se acaben de romper… Tal vez la mirada que tengo parezca apocalíptica, negativa y hasta derrotista, pero tal vez habría que aprovechar y gasear el saco. No sé cómo.

Imagen: depositphotos.com

“¡CASHÁTE CHE, QUE TE VAN A BOTAR…!”


Una cosa es oír hablar sobre una dictadura y otra es vivir durante un régimen dictatorial y sufrir las “regulaciones” y “pautas” que esta impone para promover su ideología, sobre todo si trabajas en un área tan sensible como es la comunicación.

He trabajado desde 1969 en publicidad y me inicié en la carrera de redactor publicitario en 1969, cuando en el Perú gobernaba, mediante un “golpe” contra el presidente legalmente elegido, Arq. Fernando Belaunde Terry, la “Junta Militar de Gobierno”, que comandaba el general Juan Velasco Alvarado…

Hacer creatividad publicitaria, poco a poco fue teniendo reglas extrañas que limitaban en cierta manera lo que se decía y escribía; lo suficiente para producir un lenguaje que

 –por ejemplo- no podía usar la apelación directa y “A comprar”, en lugar de un “Compre” o “A ahorrar…”, en vez del tradicional y usado “¡Ahorre!”, formaron parte de esa extraña manera de decir las cosas. Es verdad que la prohibición de las apelaciones personales, lo que hizo fue convertirse en un reto permanente, que espoleaba la creatividad para encontrar nuevos caminos… 

Recuerdo que me contrató, algún tiempo después, como Director Creativo, McCann Erickson Colombia y allí, además de tenerme que adaptar a un modo diferente de hablar el castellano, no solamente por la “entonación” de los bogotanos, el cambio de un –para mí- familiar “” por el respetuoso “usted”, sino porque ellos no entendían por qué “hablaba raro” y es que eliminaba, por costumbre, toda apelación personal: Tuve que des-aprender y aprender…

Pero he avanzado en el tiempo y no estoy respetando la cronología ni el título de este post, porque volviendo al Perú, el tema es que siendo yo un redactor publicitario “parametrado” (como nos llamábamos entonces), me tocó ir a una reunión citada por el organismo estatal “regulador” de la comunicación (y la publicitaria, por supuesto), que tenía unas unas siglas que no se condecían mucho con su papel, hablo del SINACOSO (“Sistema Nacional de Comunicación Social”), “famoso” porque en realidad sus “directivas” sobre lo que se podía o no decir y demás “reglamentos”, nos acosaban a la hora de crear, como las pulgas acosan a un perro…

En esta reunión donde nos mezclábamos publicitarios de diferentes agencias –la mayoría amigos o conocidos- hubo una charla muy “didáctica” de un militar-funcionario y a la hora de las preguntas, de pronto, se escucha lo que yo llamaría un mascullar poco inteligible, desde el fondo del auditorio, que fue cesando, para un rato después volver como rezongo inconfundible, el de un amigo –gran creativo- argentino, cuyo nombre no mencionaré y al que una voz, en broma (o en serio tal vez…) dijo imitando el acento porteño: “¡Casháte Che, que te van a botar…!” Hubo algunas risas y un silencio incómodo, mientras los cuellos volteaban para mirar a nuestro amigo, que fumaba, socarrón (por si acaso, fumar no era “verboten” entonces y el humo “tabaquístico” invadía las reuniones).

No tuvo consecuencias el suceso, pero creo que ilustra en algo el ambiente que se vivía en esa época, donde se prohibió a Papá Noel… Pero no nos extendamos, esa es otra historia…

Imagen: fr.depositphotos.com

FUENTE CHICHARRA… ¡TODOS CONTRA VIZCARRA!


Que me perdone la memoria del “Fénix de los Ingenios”, pero le cambiado el nombre del pueblo (Fuenteovejuna, lugar donde sucede todo en su obra teatral) , para que rime con el apellido y no queden dudas…

Al Presidente del Perú –que por si acaso está de salida- se le está haciendo cargamontón desde hace mucho rato. No me parece casualidad la bullanga a estas alturas, cuando se quiere que el barullo tape cosas y la atención pública se desvíe hacia un “chivo expiatorio” (con las debidas disculpas por la comparación, señor Vizcarra) para evitar que se centre en lo que verdaderamente importa, que es el blindaje permanente y reiterado del señor Alarcón, que debía ser cambiado en la presidencia de la comisión de fiscalización (el gato está de despensero) y sometido a la investigación, por las denuncias constitucionales que tiene en su contra.

Pero el señor Alarcón trae cola y los “destapes” que podrían producir las investigaciones y las luces de los reflectores, que sobre estos resultados se centrarían, estoy convencido que pondrían –para decirlo suavemente- en serios aprietos a mucha gente y organizaciones. Uso el condicional porque hasta que se pruebe, nada es sino suposición y de pronto maléfica de mi parte…

Pero volviendo al señor Vizcarra, las investigaciones que ya han sido anunciadas contra él, las afrontará una vez terminado su mandato, como corresponde, y no como la grita quiere, “¡ahorita!”, sabiendo perfectamente que tiene inmunidad presidencial durante su mandato…

No defiendo al señor Vizcarra, sino que todo este tinglado que se arma es puro teatro, pero del de cuarta y hace que sienta un olorcito indicador de que algo se pudre, no en Dinamarca –que está lejos- sino aquicito nomás, “en esta hermosa tierra del sol, donde el indómito inca prefiriendo morir, legó a su raza la gran herencia de su valor*

*Letra del vals “Mi Perú” de Manuel Raygada.

Imagen: muchoteatro-lmmr.blogspot.com