PAIS DE INMIGRANTES


inmigracion

El presidente de los EEUU ha dicho una gran verdad, que responde a la xenofobia que parece recrudecer en estos tiempos, azuzada por un grupo cavernario que desempolva sus “derechos ciudadanos” cuando quiere. Salvo los indio americanos, todos vinieron de otro país, expresó diciendo una frase que más que a la política, refleja a la realidad.

Una urbe gigante como NY alberga millones de personas, cuya gran mayoría o vino directamente de otro país o lo hicieron sus padres, abuelos o bisabuelos. Los más pequeños pueblos de USA ven lo que acaso es su única calle, recorrida por hombres y mujeres de apellidos que no tienen nada que ver con los verdaderamente nativos. Sin embargo se ve a los inmigrantes actuales como una lacra y se trata de recortar todo aquello que pueda acogerlos oficialmente y darles ciudadanía norteamericana.

El presidente, cuya familia llegó de muy lejos, trata de hacer entender a los recalcitrantes irracionales, que el desarrollo, riqueza y prosperidad de su nación tienen su base en unos “extranjeros” que llegaron para construir país, quedándose.

¡Éxito para él, porque la lucha con los irracionales será ardua!  No creo que haya crisol humano más grande que los Estados Unidos de Norteamérica,  no lo creo.