COMO DECÍAMOS AYER….


bianchi

Dicen que Fray Luis de León  al volver a su cátedra universitaria,  luego de 5 años de prisión decretada por la Inquisición, empezó con el título de éste post: “Como decíamos ayer…” : el tiempo no había pasado.

Pues bueno, hace unos días me reencontré con un amigo entrañable  luego de por lo menos veintitrés años. Después de los abrazos, reanudamos simplemente la conversación interrumpida por la vida hace un tiempo.

Mi amigo alejandro Bianchi, músico increíble y persona extraordinaria, sigue igual. Si algo ha cambiado es tan poco notorio como sus algunas canas. Fanático del fútbol,  los  ejemplos que pone tienen necesariamente que ver con la música y el deporte rey.

Nos pusimos al día de inmediato bajo la premisa musical de que  “veinte años no es nada”  y así reanudamos la trama del tejido amistoso iniciado  donde Latinoamericanto ensayaba.

Me parece maravilloso recuperar de golpe tantos instantes, tantas imágenes y sonidos. Confieso que me tomó tiempo recuperarme, porque cuando lo vivido te atropella sin aviso, cuesta recomponerse; de pronto muchas cosas ya no son iguales y  tienen esquinas que parecían haberse fundido en días idos.

Qué bueno ver a mi amigo; saber que el vínculo inicial fue tan fuerte que es un puente inmediato sobre el calendario.

Alejandro Bianchi Murúa es una institución. A pesar de él.

Basta echar una mirada a  http://www.myspace.com/viditay y además escuchar allí algo de lo que musicalmente tiene que decir.

Estoy seguro que éste post le va a gustar y no le va a gustar. No importa.

Los amigos perdonan todo: hasta la emoción.