GRACIAS POR LOS FOTOGRAMAS DE TU VIDA, AMIGO.


Hoy sería cumpleaños de mi amigo Alfonso Maldonado.

Pienso que desde donde está, celebra y sonríe. Nos mira.

Lejos de la bulla y las urgencias, ha tenido tiempo para ver la película de su vida, la que hizo cuidadosa y pacientemente, con dedicación, minuciosidad y esa pasión que tanto admiré.

Ahora, que no está más aquí, lo extraño. Parece que fuera dentro de un rato que saldremos a filmar y sé que cuando volvamos, charlaremos sobre lo que pasó, que cuando caiga la noche, quedaremos para almorzar uno de estos días y apenas esté, ver el comercial terminado.

Hasta encontrarnos, un abrazo, Alfonso.