A LA MUJER NO SE LA PUEDE “ENMARCAR”


símbolo

Hoy, que es el Día Internacional de la Mujer, no podemos aceptar entre otras muchas cosas que alguien quiera definir su accionar con una frase que no solo es infeliz sino que cualquier inteligencia rechaza, especialmente cuando se la quiere hacer aparecer como una “broma” desnudando al autor.

Es que resulta inconcebible que en pleno siglo XXI haya personas que consideren a otras no solo de segunda, sino pasibles de maltratos físicos o verbales por ser mujeres.

Me daría vergüenza  considerar a un ser humano como tal si así actúa. Me da vergüenza y recuerdo a mi madre y a mi hermana que supieron amar y acompañar al hombre de su vida en toda circunstancia hasta arropar su muerte.

Mediante una mujer aquí vinimos y no puedo creer que a veces haya algunas que consideran que cobijándose en el insulto y el desprecio de quienes son como ellas – en apariencia al menos- lograrán ser personas.

Finalmente a los que la presentan como solo un estorbo y quieren encerrarla en una frase indigna, recordarles que cuando empezó a caminar el ser humano en esta Tierra, la Diosa fue mujer. No hay que olvidarlo.

Anuncios

PONERSE DE PIE


Ponerse de Pie

Hoy, 14 de febrero, me gustará formar parte de ese billón de personas que se ponen de pie por la mujer, rechazando la violencia contra ella.

Es un acto que implica ser consciente de la decisión que se toma. Un acto que debe repetirse siempre, todo el tiempo, en todas partes.

Es un acto que reafirma al ser humano en su condición.

No puede ser algo meramente lírico, sino un acto que traiga consecuencias inmediatas y positivas.
Allí donde la violencia contra la mujer y la violencia de cualquier tipo parezcan sordas, deberemos conseguir que escuchen, se detengan y desaparezcan: todo tipo de violencia. Luchar por erradicarla es luchar por la supervivencia de la especie humana.