AL PEOR MODO TRUMP


AL PEOR MODO TRUMP

La justicia peruana, esa con minúscula y que tiene entre sus miembros a delincuentes que hoy están en la cárcel, personajes que se agarran con uñas y dientes de su puesto porque se saben políticamente protegidos a cambio de silencios cómplices o favores dolosos ha hecho otra vez mérito para quedar al nivel de la primera grada de la escalera de acceso al palacio de Justicia (pongo aquí mayúscula, porque se trata de esa Justicia abstracta, de esa idea que se tiene de la Justicia y que poco se condice con lo que aquí tenemos) con una orden de “prisión preventiva”, ese manido, nefasto y peligroso recurso que usan ciertos fiscales y corroboran algunos jueces para darse el tiempo, que las más veces se prolonga de modo verdaderamente inmoral, de acopiar pruebas y acusar definitivamente.

 

Lo que ha hecho ahora, es lo mismo que el mundo horrorizado vio que hacía el –por llamarlo de alguna manera benigna- insólito presidente de los EEUU, Donald Trump, al separar a los niños de sus padres, porque estos tenían la condición de ilegales en el país del norte; aquí han hecho lo mismo, después de detener en el aeropuerto a una pareja de ciudadanos chilenos que volvían a su país después de pasar por un largo proceso médico para poder tener hijos.

Los acusaron de tráfico de menores porque llevaban con ellos a los mellizos que había conseguido engendrar el padre en una mujer que un poco despectivamente se le llama “vientre de alquiler” y que legalmente puso su capacidad de concebir al servicio de esta pareja; detenidos, fueron derivados cada uno a un penal (en virtud de la malhadada “prisión preventiva”), separándolos de sus hijos, niños que fueron derivados a un albergue del INABIF.

 

Una Trumpada absoluta, abyecta y vil: ni siquiera permitieron que la prueba de ADN corroborara la paternidad del ciudadano que reclamaba ser el padre;

Les importó un carajo el mínimo tema de humanidad y desde sus escritorios “aplicaron” justicia (otra vez, con minúscula); toda la ciudadanía, alertada por los medios de comunicación protestó por el inhumano atropello cometido y 15 congresistas firmaron una petición en contra de este despropósito.

 

El Defensor del Pueblo también ha elevado públicamente su voz para que esta estupidez se corrija de inmediato, logrando que se realice la prueba de ADN al padre y a los mellizos (que dicen estará lista en 24 horas); supongo que a estas alturas el joder jodicial (la “j” y la “o” aquí no están por error o casualidad), con el rabo entre las patas recula, haciendo lo que no hizo o debió hacer antes de hacerse el veloz para “mejorar la imagen de la institución” (con estos “amigos”… ¿quién necesita enemigos?).

 

Vamos de mal en peor, a pesar de las buenas intenciones de algunos y es que la corrupción y la estupidez son dos cosas muy difíciles de erradicar; finalmente y para terminar, diré lo que dicen de estas lacras: si volaran, sería siempre de noche porque taparían el sol.

 

Imagen: Reuters

Anuncios

POZO CON P DE PODER, P DE PLATA, P DE PORTUGAL,P DE PODREDUMBRE… Y M DE —–


 

ayacucho

 

 

 

Me da vergüenza escribir este post, pero ha sucedido que el ciudadano Adriano Pozo ha sido declarado inocente de los cargos de intento de feminicidio y violación que se le presentaron por algo que hizo y todo el mundo vio, porque se hizo viral el video que registraba el instante cuando, en la recepción de un hotel de Ayacucho, totalmente desnudo, arrastraba por el suelo a la abogada Arlette Contreras, jalándola del cabello; el momento era parte de toda una serie de maltratos físicos y violencia desatados por este energúmeno contra quien fuera su pareja.

 

La escena, repetida miles de veces en los medios y las redes sociales, despertó la indignación de quienes la vieron; la historia de esta agresión, la posterior denuncia y el clamor de la gente, hicieron que el individuo fuera a juicio, el cual resultó en una pena irrisoria; vino la apelación a esta sentencia y un nuevo juicio, que demoró UN AÑO para materializar una resolución, absolvió a este “hombre”, según dijo el abogado que lo defiende, por “falta de pruebas” y mediante el “testimonio de 31 testigos y más de 69 audiencias”.

 

Bueno, ahí está: Pozo no acudió a la lectura de “sentencia” que, según declaró el abogado Juan Carlos Portugal fue “justa y valiente”; el país entero asistió totalmente desconcertado a este “acto de justicia” que lo mínimo que demuestra es podredumbre…

 

La fiscal ha apelado y sin embargo Arlette Contreras tendrá que seguir sintiendo lo inenarrable, reviviéndolo y sufriendo la re-victimización que supone contar o escuchar por enésima vez lo ocurrido con ella, porque a un colegiado de “jueces” se le ocurrió que sus denuncias no tenían fundamento (a pesar de la existencia del video); pero los “jueces”, sí fijaron una reparación civil de cien mil soles, porque tal vez creen que la plata “lo arregla todo” ; por supuesto que el abogado Portugal apeló, con la lógica de que si su defendido era inocente, no tenían por qué fijar una reparación civil.

 

Los pronunciamientos a favor de Arlette Contreras, símbolo de la masiva campaña “Ni Una Menos” y que fue felicitada hasta por el Presidente de los EEUU y su esposa, poniendo la lucha de Arlette Contreras por lograr Justicia como ejemplo, están en todas partes; pero la “justicia” peruana, en una muestra más de su “independencia y valentía”, diría yo que de una podredumbre que hiede, decidió que el agresor era en realidad una inocente paloma.

A veces el poder, la plata y ciertos abogados son (con perdón de los profesionales del Derecho que sean honestos) una mierda.

 

 

Foto: ATV televisión.

 

MIEDO.


MIEDO www.abc.es

Tengo miedo” dijo y tenía razón para tenerlo: su violador negaba todo el hecho decía que eran fantasías; la policía no le creyó cuando hicieron la denuncia; los medios que al principio “saltaron” sobre el caso, se fueron desentendiendo porque era uno más y no el de mayor “jugo”; el público le perdió atención porque entre la política y otros “hechos luctuosos” se disolvió en la nada de un acontecer diario que cada vez resultaba más difícil de comprender.

 

Tenía miedo porque el violador le había dicho que mataría a su abuelita si seguía señalándolo y era con quien ella vivía; tenía miedo a salir, miedo a dormir por las pesadillas y miedo a la gente que cuando la miraba, movía la cabeza, sonriendo; tenía miedo porque a una niña de once años, huérfana de padre y madre que dice una cosa tan tremenda, no se le cree.

 

Tenía miedo, porque el señor que la violó tenía terno y lo que a ella le faltaba: poder.

 

 

IMAGEN: http://www.abc.spain

DE CABEZA


DE CABEZA

No debería sorprendernos el que veamos todo patas arriba, al revés de como debiera estar.

A una chica le rompen el vidrio de su auto para robarle la cartera. Los “bujieros” huyen en moto y ella los persigue; los choca: uno de los delincuentes huye y el otro es atrapado. La moto del asalto tiene la placa falsificada y el que es atrapado, antecedentes policiales por robo. El malhechor reclama por “sus derechos” y no quiere que lo filme la televisión, amenazando. Un campeón mundial de boxeo descubre a unos ladrones robando en su automóvil; los coge y luego la familia de uno de los ladrones lo denuncia por “agredir” a un menor. Waldo Ríos, el que recibió dinero de manos de Montesinos para cambiar de partido y apoyar a Fujimori, es “rehabilitado” por la Sala Penal Especial de la Corte de Justicia y puede ser Gobernador de Áncash.

Si vemos someramente las noticias tendremos un panorama de lo que está pasando. Jueces liberan a delincuentes; los delincuentes amenazan y agreden a la ciudadanía; un cajero de banco les roba a los más pobres; un congresista más hace que el Congreso les pague a “asesores” que trabajan… ¡en su universidad particular!

El mundo está al revés en nuestro país: de cabeza, patas arriba, equivocado; mala, dolosamente equivocado. Todo está trastocado.

Dicen que estamos camino a ser país del primer mundo ¿no será que caminamos hacia el último? ¡Esquina bajan…!