¿SERÁ UN DONUT…? ¡NOOOO! ES UN AGUJERO NEGRO…


SERÁ UN DONUT

Lo que –perdonen la irreverencia- parece un donut o  una dona común y corriente, es la primera fotografía obtenida de un Agujero Negro, ese misterio cósmico del cual hay varios (innumerables, creo que no se sabe cuántos) y sobre los cuales se ha teorizado pero nunca se había tenido una constatación visual alguna.

 

Resulta que un Agujero Negro es eso: un agujero negro y supongo que se seguirá teorizando a dónde lleva (si es que lleva a algún sitio), o qué es lo que hay dentro; se dice que hay “materia oscura”, lo cual es lógico si el color es negro y que sería una especie de aspiradora que absorbe todo lo que se le pone a tiro, digamos que es un agujero o boca de succión de dimensiones híper inimaginables…

 

¿No será que las polillas cósmicas se están comiendo la frazadita estelar y que esos huequecitos luminosos que llamamos estrellas son lo que las polillitas han producido y los agujeros negros son los que las mamás y papás polillas producen con su hambre sideral…?

 

Por ahora tenemos la foto de un misterio y este tiene pinta de donut y la teoría sobre las polillas estelares resulta posible en un mundo donde tendemos a encontrar parecidos en todo.

 

Recuerdan el famoso “¿Es un pájaro…? ¿Es un avión…?  ¡Es Superman!”…?  Bueno, esto, es… ¡Un Agujero Negro!

 

Imagen: Centro de Messier 87 – Internet

EL CUBO ESTELAR


EL CUBO ESTELAR

Holgazaneando por Internet me topé con una “noticia” que hizo a mi indolencia momentánea, reaccionar: se trataba del “avistamiento” de un cuerpo cúbico y brillante que se posaba en el Sol (lo pongo con mayúsculas porque es el único astro así nombrado en nuestro entorno terráqueo); no digo “aterrizaba”, porque hasta donde sé, el sol no tiene tierra ni es la Tierra.

 

Tal vez he debido decir que “asolizaba” si es que se me permite inventar una palabra que describa lo que el objeto cúbico y brillante decían que hacía en el Sol…

 

Una imagen ilustraba esta curiosa “noticia” de YouTube donde puede verse un disco un poco oscuro y recortado frente a él, más pequeño,  de un color amarillo-blanquecino, la figura de lo que podría ser un objeto en forma de cubo (que yo vi como algo desenfocado y mi imaginación, además de la indicación que daban en el texto le supongo que colaboraron en darle forma cúbica).

 

Abrí el link a toda pantalla y un “demo científico” mostraba la utilización de un programa de computadora que hace maromas electrónicas y permite enfocar, agrandar y… calculo imaginar que uno está en una segura nave espacial viendo este “espectáculo” por una ventanilla.

 

Francamente me aburrí un poco con la cháchara del “host” que narraba lo que hacía con el programa y cerré el link; no sé si esperaba ver el “cubo” moviéndose o algo más, pero no había nada sino la fotografía y lo que se movía era el cursor del programa maromero.

 

No sé si esta es una “prueba” de la existencia de alienígenas que nos visitan (aunque el Sol está un poquito lejos de la Tierra) como lo dice el “host”; lo que sé es que vi una fotografía, un programa de computadora que la explora y maromea y escuché a un señor explicar lo que hacía y pasaba en inglés: tal vez porque mi inglés no es bueno me perdí muchas cosas que dijo y fueron interesantes, pero lo que me provocó fue escribir esto para el blog y contarles que en un fin de semana ociosón una foto me hizo imaginar una nave extraterrestre inmensa (del tamaño de la Tierra, decía el “host”), brillante, cúbica (decía el “host”) que se posaba en el Sol sin disolverse en ese fuego inimaginable y que está tan pero tan lejos de la Tierra, que aquí calienta, hace que las plantas (fotosíntesis mediante) sean; produce erisipela, hace posible que, combinado con el mar, el verano funcione como estación playera y haya sido adorado como un dios por los seres humanos que aún miran hacia su brillo haciendo reverente visera con la mano, o usando anteojos oscuros.

 

Imagen: blob:https://www.youtube.com/39f38c77-0487-4a45-badd-2fad45a8451a