NUNCA DEBEMOS OLVIDARLO


En este caso, creo que a Trump y lo que hizo, como corolario de su desastrosa presidencia en los EEUU, no debe olvidársele, pero tampoco perdonársele.

Es muy fácil decir que está loco, que es un insano mental, cuando lo que verdaderamente, lo que ha demostrado, hasta la saciedad ser, es un incompetente, mediocre, mentiroso. racista y homofóbico individuo que ni siquiera debía haber venido a este mundo. El reportaje de Raúl Tola es del día de ayer, pero su actualidad hace que me permita compartirlo.

¡Nunca más, ni olvido ni perdón para un ser despreciable!