CORRE, CABALLO CORRE…


Al señor Alan García, en su primer gobierno le pusieron de apodo “Caballo Loco” y de ahí la canción del trío “Los Juanelos” que está en Youtube.

Anuncios

MAMANI METIÓ MANO


MAMANI METIÓ MANO

El congresista Moisés Mamani hizo en LATAM lo que parece está acostumbrado a hacer: metió  mano, esta vez a los glúteos (vulgo: poto) de una aeromoza que reaccionó naturalmente sorprendida y fastidiada, increpándole. Por supuesto que el señor, ante el hecho de que el capitán del avión lo hiciera descender y perdiera el vuelo, además de la denuncia que ha formulado en su contra la afectada, ha argumentado que producto de la diabetes que padece y de medicamentos que toma para controlarla, se “descompensó” (yo tengo diabetes hace más de veinte años y nunca los medicamentos o la enfermedad me “descompensaron”, pero cada uno es cada uno y mi padre decía que “cada uno tiene sus cadaunadas); lo que seguramente le produjo un mareo y se agarró de lo primero que encontró que fue el trasero de la aeromoza.

 

Los memes no se han hecho esperar ni tampoco las bromas al respecto, pero así como el humor puede hacer notar algo y señalarlo, condenándolo por medio de la risa, su abundancia puede banalizar el hecho y ese es el peligro en este caso;

MANOMAMANI

si se toma jocosamente lo sucedido, como una “criollada” más fruto de esa “viveza” de la que hacen gala tantos peruanos, estamos perdiendo de vista que el señor es un “Padre de la Patria” con responsabilidades de representación; que su conducta es inapropiada por donde se le mire; que es una demostración de la catadura moral del individuo y que confirma que no sería el “héroe” cuya metida de mano costó la caída de un Presidente (que al parecer no las tenía todas consigo y pisó el palito que le pusieron) sino el chambón mentiroso que dijo y se desdijo, que aparentemente permitió la manipulación de videos que él subrepticiamente grabó (porque al principio ni sabía ni grabar y tuvieron que instruirlo sobre el particular empleados de congreso) para así “cumplir una misión” que le evitaría problemas de bankada por el rosario de irregularidades, que iban (y van aún) hasta denuncias por apropiación ilícita (o sea robo, vulgo: “metida de mano”).

 

Tal vez el señor Mamani creyó que su mano era “la mano de Dios”, como la del tristemente célebre Maradona (también con “M”, curiosamente), pero lo que en realidad resultó ser es una acción vulgar, ventajista y profundamente machista (aunque haya mujeres que les “toquen” el poto a los hombres), que insisto, es fruto de formar parte de una sub cultura que tiene estas cosas como “valores”; Mamani mintió esta vez como parece haber mentido siempre y podría seguir haciéndolo con la anuencia de algunos miembros de su bankada y la inmunidad que le da ser congresista, lo que una vez más se convierte en impunidad.

 

Lo que se hubiera necesitado era una fotografía del hecho para demostrar flagrancia y que le cayera de inmediato la quincha al mal bicho este, pero no es así y ahora resultará que es “la palabra” de una aeromoza contra la de un congresista-“héroe” y por más denuncia y comunicado de LATAM, habrá y hay quienes miren para otro lado, blinden (como parece ser su costumbre) a Mamani y consideren que este es un “hecho menor”, que hay cosas más importantes en el congreso, que andarse preocupando por una simple tocadita de poto.

 

Otro caso de ética con h*.

 

*HÉTICA: Que padece la enfermedad de la tisis que se caracteriza por una consunción gradual y lenta acompañada de fiebre y de ulceración en algún órgano”. 

Imágenes: larepublica.pe / www: meme el titular perú 

¡APAGA Y VÁMONOS, MALDITA SEA!


APAGA VÁMONOS

Por más que trato de recordar la frase, no estoy seguro si fue cuando yo era chico, al “Zorro” Iglesias es sus programas de radio o a algún otro cómico radial que ácidamente comentaba “actualidades”; sea lo que sea la escuché seguido; eso es precisamente lo que provoca hacer en el Perú, pienso: apagar la luz, cerrar la puerta (contribución mía por si los ladrones…) e irse.

 

Si se pudiera hacer y dejar atrás, bajo llave y a oscuras una situación que al parecer se ha vuelto inmanejable con todo su guirigay de corrupción, corruptos, mentirosos, delincuentes, hijos de la guayaba, guayabas-padre, mercachifles, tahúres y como decía un amigo mío, recojoñogrones,   además de otros especímenes zoológicos y detritus biológicos, si se pudiera, digo, otro gallo nos cantaría en esa especie de amanecer “paísico” que tanto se quiere, pide y necesita.

 

Pero no es posible: hay que luchar con las armas que se tienen y respaldar de alguna manera a esas fuerzas del Bien que son pocas pero son y están ahí dando una batalla desigual contra las trampas y artimañas de los sinvergüenzas curtidos en situaciones mil y acostumbrados a salir ganadores, libres de polvo y paja e impolutos como recién nacidos.

 

A veces creo que esto es como la pelea bíblica de David y Goliat: la honda y la piedra humildes contra la armadura, lanza, escudo, espada y gigantismo; ojalá que la puntería de estos Davides modernos sea igual de certera y la piedra derribe al gigante que no se imaginó que podía ser muerto.

 

Ojalá que así sea y el ejército de arteros e inútiles que quiere apoderarse de todo lo que hay, huya en cobarde desbandada y se ahogue en el mar.

 

Ojalá que así sea por el bien del Perú.

Imagen: palabrasmaldichas.blogspot.com

 

 

LOS MERCADERES DE LAS HUNIBER$IDADE$


money

Han hecho lo imposible por hacer posible ganar la mayor cantidad de dinero; verdaderas industrias extractivas que depredan sin ningún miramiento y extraen dinero de esperanzados que creen que lo que recibirán a cambio les servirá de algo. En realidad, servirá para que se den cuenta que lo recibido es aire, mentiras y papeles sin valor.

 

Mercaderes que vienen tratando que la Ley Universitaria del Perú no se aplique y sobre todo  que la SUNEDU, que vela por la calidad de la enseñanza universitaria, desaparezca aduciendo para ello entre otras cosas que “sus acciones violan la autonomía universitaria”. Remecen el árbol a ver si cae el ministro de educación buscando pretextos.

 

Los que quieren seguir lucrando con las huniber$idades$, no paran, tendiendo sus redes por todas partes, porque hay millones de millones de soles mal habidos en juego, haciendo creer que se trata de instituciones educativas serias y que los que remecen el árbol y tejen sus telas de araña son probos ciudadanos, que indignados aducen que el Estado se “mete en sus negocios”.

 

No quieren que nadie certifique el nivel de su educación y se niegan en cualquier idioma y con argucias a acatar una Ley y a aceptar la supervisión necesaria para garantizar enseñanza de calidad. Son propietarios de negocios que vienen rindiendo pingües ganancias para ellos y que presentan como “centros educativos”.

 

Hasta la saciedad se ha demostrado que eso que ofrecen no tiene nada que ver con las universidades ni con la enseñanza.

Sin embargo reparten por lo bajo y se muestran ofendidos; se conocen sus nombres y los de sus adláteres y ayayeros. Son una verdadera mafia que hay que destruir.