PIÉLAGO DE PLAGIOS


Piélago es océano y plagio es copia (aunque alguien dijera “no es plagio, es copia …”) y este mar que ahoga, invadiéndolo todo sube de nivel imparablemente, al parecer …

 Plagio de tesis, por ejemplo, que servirán para obtener títulos académicos inmerecidos y por lo tanto falsos, que devendrán en falsas certificaciones para conseguir puestos de trabajo en los que se rendirá de acuerdo a unos conocimientos ausentes, propiciando el caos general, porque, al parecer, no hay nada que se salve …  Según las noticias (“La República” 4.8.2022), un ingeniero norteamericano ha denunciado que dos alumnos de la universidad “César Vallejo”, han copiado (plagiado) su tesis íntegra para incluirla en la suya (sin citar siquiera, por supuesto la fuente o al autor) de ingeniería ambiental …

Los falsificadores pues, son amparados por “instituciones educativas de nivel superior” que se ven “sorprendidas” cuando estos plagios se descubren, pero en realidad lo que sucede es que la pobreza y precariedad de esos entes “educativos” es tal, que no pueden (ni se “dan el trabajo”) de revisar lo que les es entregado para acceder a la titulación …

Y ni qué hablar del plagio de la tesis de maestría del Presidente Castillo y su esposa Lilia, que hicieron y “sustentaron” en la filial cajamarquina de la universidad “César Vallejo”, también (que ya no existe, por no cumplir los estándares mínimos de la educación universitaria) …

Aquí hay una sola palabra que define y explica lo que sucede en este “ámbito plagiarístico” y por desgracia, parece que en todo el país; la palabra es CORRUPCIÓN

Corrupción que nace en las personas y se extiende por las instituciones, convirtiéndose en una constante corrosiva, hedionda y letal. La vemos en todas partes: desde la pequeña “coima” que se entrega (y es aceptada) para evitar una multa de tránsito, hasta los millonarios “arreglos” que permiten obtener astronómicas e ilícitas ganancias …

Todo parece estar permeado -mejor dicho, inundado- sumergido, por el barro podrido de la corrupción y no nos damos cuenta que lo que hay que cambiar es al SER HUMANO, porque si así no sucede, nada va a pasar …

Empecemos por algo y es por nosotros mismos … La vacuna contra la corrupción y el caos se llama honestidad.

Imagen: https://ichef.bbci.co.uk

UN GATO ES UN GATO, ES UN GATO, ES UN GATO, ES UN GATO…


Si tiene cuatro patas, cola, bigotes y maúlla … ¡Bingo!

El animalito es un gato, no un perro ventrílocuo, porque que se sepa, los perros no tienen esa facultad …

Digamos que hay indicios razonables, para determinar al bicho ese, con un gato. Un gato, es un gato, es un gato, es un gato…; no es perro ventrílocuo, ni gallina ponedora. Es gato nomás …

Siempre habrá alguien que quiera convencernos de la “perritud” del minino y lo hará o porque es un mentiroso fabulador, porque quiere burlarse de nosotros o por algo que le conviene …

Lo que viene sucediendo tiene un aspecto de gato, unos bigotes y un maullido, que delatan a un gato, pero hay quienes niegan que lo sea, muy orondos, aunque las evidencias lo digan así. Quieren que se demuestre la “felinidad” con pruebas. Digo yo, ¿y los bigotes, y el maullido, las cuatro patas, la cola y un ronroneo al que no parece hacérsele caso, no son pruebas? “¡Son indicios, pero no pruebas!”, dirán. De pronto quieren ver el documento de identidad del gato, con foto más; aunque podría ser que argumenten que es un DNI “trucho”, “bamba”, falso…

¿Y si lo que pasa es que han convencido al gato para que se crea perro…? Como dicen los italianos: “Chi lo sa…”

Imagen: https://dibujoscolorear.es

EL PODER Y LOS DELINCUENTES


Un delincuente es muy peligroso y si el delincuente tiene poder, es mucho más peligroso porque puede llegar a ser letal. Es decir, a matar.

¿Por qué es más peligroso un delincuente con poder? Porque el poder adquirido o “conquistado”, lo protege. Se auto-protege.

En todas partes existe un “poder delincuencial”, pero cuando estos buscan o consiguen detentar el PODER, con mayúsculas, además de peligrosos se vuelven impunes, porque lo invaden todo y anulan cualquier posibilidad de ser investigados, reprimidos y castigados …

El “poder delincuencial” se extiende ominoso, como una sombra maligna y poco a poco va adquiriendo “normalidad”, “carta de ciudadanía”, ante la incapacidad –culpable o no- de quienes son los llamados a imponer el orden …

Esta incapacidad de reacción, parece que “ataca” en general y no se hace nada. ¿Estamos en un “laissez faire, laissez passer”, o sea en ese “dejar hacer, dejar pasar” que nos lleva indefectiblemente al abismo?

Imagen: https://steemit.com

NOTICIAS SOBRE DELINQUENTIA


“Delinquentia” es un país antiguo, donde –curiosamente- se hablan muchas lenguas, pero –también curiosamente y por desgracia- los habitantes se entienden entre ellos, y hacen todos más o menos lo mismo para vivir, para hacer dinero o simplemente por el placer de hacerlo …

“Delinquentia” tiene una capital que lleva el mismo nombre y dos grandes regiones o provincias. Una es “Criminalia” y la otra, “Asesinia”. La zona geográfica donde se asienta el país es “Corruptia”, con zonas de montaña, costa –bañada por el “Mare Podridus”-llamado así por las algas que se descomponen y la basura que arrastran las corrientes marinas-, y una selva impenetrable, de árboles gigantescos, que esconde alimañas dañinas …

Hay una sola isla frente a este país, que está fuertemente fortificada, llamada “Impunitas”, donde se refugian intermitentemente, al volver de sus incursiones fuera de Delinquentia, ciudadanos de este país, pagando altas sumas de dinero a los que llaman “bogas”, que al parecer “se las saben todas” y los protegen   –además de las fortificaciones de “Inmunitas”- con kilómetros de papel escrito y toneladas de documentos que actúan como murallas dilatorias, haciendo que los sucesos, fruto de las incursiones, se diluyan en el tiempo …

El clima es bastante malsano, pero a nadie le importa porque se han acostumbrado, ni preocupa lo que otros puedan sentir. Es el reino del “YO”, donde, en primer lugar, está el “YO”, en segundo “YO”, en el tercer lugar “YO” y si hay sitio adicional… el “YO”, ¡por supuesto! No se “hacen bolas” los Delincuentes, sean de “Criminalia, “Delinquentia” –la capital- o “Asesinia”, ya que cada cual va por su camino y se dedica a sus cosas, salvo cuando deciden unirse para operar juntos y forman lo que se llaman “organizaciones”, que tienen un orden jerárquico para asegurar el buen funcionamiento de la “empresa” …

Suele decirse que el país está rodeado por la llamada “Justitia”, que es un conglomerado bastante heterogéneo de fuerzas con nombres rimbombantes, y que hasta ahora no ha demostrado mayor actividad efectiva, salvo capturar a uno que otro Delincuente, sin mayores resultados ulteriores y tal vez por esta inacción es que los analistas dudan de su existencia …

“Delinquentia” sigue sin problemas mayores, porque interiormente, sus habitantes de “arreglan” entre ellos. El país tiene una bandera que ostenta en el centro, una mano en puño, con el dedo medio levantado y rayos detrás, sobre un círculo rojo. Su lema nacional es “Delinquentia hunida, nunca será bensida” …

Imagen: https://sp.depositphotos.com

EL DRAGÓN RAMPANTE


Hace mucho tiempo, en una agencia de publicidad, para un cliente que fabricaba postres en polvo (gelatinas y flan), se nos ocurrió crear, entre varios personajes dibujados, un dragón, simpático, alegre y amigable, al que llamamos “El Dragón Tragón” …

Hoy, de pronto, veo que el dragón imaginario se ha hecho realidad, pero o es amable ni simpático, sino una bestia mítica y pesadillesca que avanza, al parecer incontenible, satisfaciendo su apetito voraz, dejando a su paso una estela desolada y la rabia e impotencia de quienes sufrimos sus embates. Es decir, de todos…

Este es el dragón de la corrupción, el que come sin importarle el tamaño del bocado y crece impune, casi normalizándose para convertirse en un inocente animalito doméstico …

¿Qué es lo que nos pasa? ¿Por qué la desidia frente a una bestia asesina que ataca, muerde y destroza …? ¿Por qué permitimos que se esconda …? ¿Por qué no vamos hasta su guarida y acabamos con ella, con el Mal …? ¿Será que el dragón tiene guardianes? ¿Es que tal vez necesitamos de un San Jorge que mate a la bestia, que la liquide …?

Imagen: https://es.123rf.com