NO ES LO MISMO OPINAR QUE DECIR ALGO


Hace muy poco se ha levantado una polvareda por el comercial dirigido por Claudia Llosa para PROMPERÚ, que es en realidad un comercial para generar visitas al país.

Especialmente Facebook se ha convertido en un campo de tiro al blanco virtual, donde muchas personas dejan sus comentarios-balas. La cineasta ha salido a responder a sus “críticos” con un argumento contundente: El comercial no está dirigido a ellos sino a quienes son potenciales turistas para nuestra nación. Es muy fácil decir “me gusta” o “es horrible”, pero si no es a nosotros a quienes se dirige la persuasión publicitaria, las palabras tienen tanto valor como cero. Una regla clarísima de toda estrategia publicitaria, es tener en cuenta en un lugar principal al grupo objetivo. Lo que la premiada realizadora cinematográfica ha hecho, es componer con imágenes, un mensaje dirigido no a los peruanos de casa, sino a quienes pueden visitar el Perú. Ha seguido un guion y seguramente participado con sus sugerencias, pero detrás hay toda una pila de investigación y muchas opiniones de entendidos.  De eso estoy convencido. Nadie en su sano juicio se arriesgaría a invertir dinero y a lanzar al aire un comercial que no tuviera verdaderas bases. Muchos de los “Faicebukeros” ponen sus impresiones, que pueden ser legítimas en cierto contexto, pero aquí se trata de una pieza publicitaria con dirección precisa a un grupo de potenciales consumidores,  grupo del cual no formamos parte, a no ser que nos consideremos italianos, creamos que somos alemanes o naturales de otros países.

Dejemos que los profesionales hagan su trabajo: “¡Déjenlos trabajar!” diría Alejandro Toledo. Un “me gusta o no me gusta” no significa “funciona o no funciona”. Creo que lo que pasa es que tratamos de opinar en todo, cuando lo que decimos tiene muy poco que ver con la realidad. Como en muchas cosas, desgraciadamente.

Anuncios

LA TETA ASUSTADA GANA EL OSO DE ORO


400http-_dyimgcom_a_p_ap_20090214_capt02b34435fe67401281f3b930d74a5336germany_berlin_film_festival_msc127CLAUDIA LLOSA y su equipo han demostrado – prácticamente –  que sí se puede.

Ganar “El Oso de Oro” de la  Berlinale no es fácil, seguramente. Sobre todo si miramos a los competidores.

Como cada vez que alguien hace algo extraordinario, se alzarán voces (ya vi algo en YOU TUBE) que traten de desmerecer el éxito. Generalmente son las voces de los que nunca le ganaron ni le ganarán a nadie. Las voces de aquellos que lo único que saben es envidiar porque no sirven para nada más y generalmente se esconden en el anonimato.

Bien por Claudia, bien por Magaly (Solier) y bien por un equipo que sigue creyendo que hay que hacer las cosas aunque los perros ladren. Suele ser señal de que se avanza. Y que se ganan premios de verdad.