¿APEDREAN A LA TIERRA?


meteorito

El reciente meteorito que cayó en Rusia e hizo un hueco gigante, el que pasó “rozando”  la Tierra (en base a medidas siderales) y los muchos que deben caer y pasar inadvertidos en lugares desolados o sin que nos demos cabal cuenta de ellos, parecieran decir que nos están “apedreando” desde fuera, como si nos advirtieran, castigándonos, por los desastres que la humanidad provoca en el planeta desde hace miles de años.

Si es cierto, como parece, que los dinosaurios desaparecieron debido a una catástrofe inmensa, ya nos toca.

Nos toca, porque no hemos sabido desarrollarnos armoniosamente con el entorno, porque para “construir” destruimos. Somos una especie de la que se diría lo mismo que del caballo de Atila, el huno: “Donde pisa no vuelve a crecer hierba”. A pesar de todo, seguimos excavando, arrasando, secando, marchitando y exterminando. Caminamos rumbo al suicidio y no hacemos caso a las señales. Ni la sed ni la sangre parecen alertarnos. De pronto, ese Gran Alguien que rige el cosmos ya se hartó y en una última acción nos recuerda que el fin nos va a llegar como a los dinosaurios. Las piedras son un aviso de algo peor: algo que solo podemos imaginar y describir en novelas, porque no somos capaces de ver la realidad.

¿ES LO QUE LE GUSTA A LA GENTE?


TV BASURA

La frase que se convirtió en “marca de fábrica” de Pocho Rospigliosi, parece que fuera la divisa que casi todas las estaciones de TV nacionales, con alguna honrosa excepción, cuando la cuota de violencia, crónica roja y si pueden sexo rebasa todos los indicadores, haciendo de lo que en cualquier parte son notas al margen o anécdotas, sea no solo lo principal, sino casi lo único que ofrecen al televidente. Está en los noticieros, en las telenovelas, en los programas de concurso. Se enciende el televisor y el detritus salpica los alrededores. Lo peor de todo esto reside en que nos anuncien que lo que viene o lo que vimos es “por cortesía” de diversos anunciadores que asocian su marca a basura que en cualquier otra parte terminaría en el vertedero.

Se dice esto en gran variedad de tonos y desde múltiples partes se dice que la TV es nociva. De múltiples partes, menos de la mayoría de los canales y de muchos patrocinadores: mientras haya dinero y este fluya a ciertas televisoras , seguiremos a merced de una “creatividad” que considera al golpe, la delincuencia, el travestismo y al simple mal gusto, como elementos de “rating” que aseguran audiencias y posiblemente generan ganancias.

Parecen ser acorazados pues no les entran balas. Suelen hablar de ética y auto regulación con el desparpajo más grande, mientras la basura se multiplica en la pantalla y contagia a la sociedad.

Pareciera que un “todo vale” es la norma y los esfuerzos para superar con creces lo mugriento se dan cada día, con el “aplauso” de un público que no conoce otra cosa.

Sería imposible organizar un “apagón” de televisores, porque la gente no puede quedarse sin saber si fulano es padre de mengana y no su amante;  si el delincuente sufre mal de amores o la rubia quiere en realidad al vigilante.

Se les “apagaría” la vida, porque aprendieron que es mejor vivir otras emociones que las propias que la realidad les trae. Su triste realidad.

PONERSE DE PIE


Ponerse de Pie

Hoy, 14 de febrero, me gustará formar parte de ese billón de personas que se ponen de pie por la mujer, rechazando la violencia contra ella.

Es un acto que implica ser consciente de la decisión que se toma. Un acto que debe repetirse siempre, todo el tiempo, en todas partes.

Es un acto que reafirma al ser humano en su condición.

No puede ser algo meramente lírico, sino un acto que traiga consecuencias inmediatas y positivas.
Allí donde la violencia contra la mujer y la violencia de cualquier tipo parezcan sordas, deberemos conseguir que escuchen, se detengan y desaparezcan: todo tipo de violencia. Luchar por erradicarla es luchar por la supervivencia de la especie humana.

 

SOMOS MAL HABLADOS Y PEOR ESCRITOS


loro

Ayer, entre otras muchas cosas, escuché por TV a un personaje peruano hablar sobre “vuelos aéreos”, con la mayor naturalidad. También se dice que se “apertura” algo o que Juan Diego Flórez es “soprano”.

Así como se escribe mal, se habla mal y esto pasa a formar parte de un folklore nacional para nada edificante.

Miles de veces nos dicen que para hablar y escribir correctamente hay que leer, pero parece que la orfandad en ese tema es una especie de divisa, porque por una oreja nos entra y por otra parece salir. Los “salistes”, “vistes” en lugar de saliste o viste son lo que podríamos llamar “peccata minuta” del lenguaje hablado. La lumpenización de este llega peligrosamente a lugares donde no debería. Con esto no quiero decir que hay sitios donde se permite, pero seamos indulgentes y pensemos que la mala educación es la causante en esos casos. Lo que no es admisible es que quienes tienen algún cargo oficial y quienes están en los medios de comunicación no sepan manejar el idioma que es la herramienta para hacerse entender. En ambos casos la situación es crítica porque son ejemplo para el auditorio.

A veces uno se ríe de Marco Aurelio Denegri y sus palabras rebuscadas o de Martha Hildebrandt y su puntillismo idiomático, pero ambos son un ejemplo de absoluta corrección en el manejo de algo tan sencillo en apariencia y tan “corriente” para todos como es el lenguaje español.

Si en vez de burlarnos leyéramos, otro gallo nos cantaría y por lo menos no escucharíamos o leeríamos barbaridades para las cuales provoca ser como dos de los monitos de la figura clásica: sordos y ciegos.

Enseñar a leer: ¡Fíjense qué básico! Se acorta la brecha, dicen y el analfabetismo en el Perú baja. Sin embargo muchos de los neo alfabetos, no comprenden lo que leen. Los estudios están ahí y lo dicen.

Leer no es unir letras, sino comprender su significación cuando forman palabras y frases. Lo puramente mecánico no asegura nada y lo tremendo es que podemos comprobarlo.

Leer es comprender, no paporretear. Los loros también hablan (un poquito) pero no saben lo que dicen.

“LLUVIA” DE ARAÑAS


Lluvia

“En el video, colocado en Internet esta semana, se ve a cientos de artrópodos colgados en una enorme tela de araña tejida entre varios postes de electricidad.  

Las imágenes grabadas por uno de los testigos son parecidas a las de una película de terror. Una de las voces atolondradas que acompañan la grabación, describió lo visto como “una lluvia de arañas“.  

Todavía se desconoce lo que causó tal conducta de los arácnidos. Lo que sí se sabe es que se trata de la especie ‘Anelosimus eximius’, que se destaca por un marcado comportamiento social: suelen formar colonias de muchos individuos y cooperar en tareas comunes. Su veneno no representa ningún peligro para los humanos.” (Fuente:www.rt.com) http://actualidad.rt.com/sociedad/view/86216-video-llueven-aranas-pueblo-brasileno

 

Una “lluvia” de arañas parece haber caído en una ciudad de Brasil.

La grabación muestra una gran tela de araña y muchos de estos bichos caminando o descolgándose.

Una vez más algo que de momento no tiene explicación lógica, sucede. De pronto con un poco más de tiempo e investigación se conocerá el origen, pero por ahora, la noticia se suma a extraños sucesos como “lluvias” de sangre y caída de animales tales como ranas, también en forma de “lluvia” y sin razón aparente. Casi todo termina teniendo una explicación, pero ¿y lo que no? En nuestro planeta a veces pasan cosas que se parecen salir de toda lógica. Y francamente que “lluevan” arañas, aunque sean inofensivas no es muy agradable.

¿LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE MAURICIO?


Mulder El Comercio.

El congresista Mauricio Mulder ha dicho que él sólo habla “con el dueño del circo”, tratando de descalificar.

 

“Con todo respeto (risas), yo debato con los dueños del circo. La señorita (Glave), si quiere debatir, puede haber otras personas. Yo voy a perseguir por todas partes al verdadero dueño del circo que es el ciudadano brasileño Luis Favre, que tiene el cuajo de meterse en la política peruana, pero no da la cara, a él le voy a retar”, sostuvo el dirigente aprista en Radio Capital. (Fuente: diario “Expreso”).

Curiosa óptica la del señor Mulder que ningunea a otros  porque seguramente “no están a su altura”.

A mí me extraña que un hombre ducho en los avatares políticos, diga algo tan tontamente soberbio en apariencia.

Su reconocida fogosidad y agudeza parece quedar aquí en fogosidad, porque primero, no me parece que el señor Favre sea “el dueño del circo”, ni  Glave u otros, monos equilibristas.

Favre asesora en comunicación y es “dueño de nada” en este caso, salvo de lo que diga (que al parecer no es mucho). Supongo que la otra alternativa, para él es Susana Villarán, que parece no querer debatir.

Digamos que este es un caso de “quedarse con los crespos hechos”, aunque el señor Mulder puede seguir hablando y argumentando en favor de la revocatoria.

Mal hace en considerar a otros “de segunda” y tenerse por una especie de iluminado oráculo. Una cosa es poner sus aptitudes en favor de causas como la aprista y otra es tratar de poner la causa aprista en favor de lo que es una evidente ola de desvergüenza.

Ningunear a otros es una táctica; una táctica que evidencia soberbia o tontería y me parece que el congresista no es ni lo uno ni lo otro.

 

Foto:”El Comercio”

 

CUANDO EL GATO LE GANÓ A LA PLANCHA


 

 

La noticia es breve pero debe concernir a cientos de miles de personas (y tal vez me quedo corto). Monopolio, el popular juego de Parker Brothers y ahora de Hasbro, ha reemplazado una pieza por otra. Esto no llamaría la atención si no fuera por la popularidad de un juego que  James Darrow un desempleado vendedor de calefactores eléctricos  patentó de la versión de Atlantic City del juego, basado en una creación de 1903, de Elizabeth Maggie.

Este juego que tiene como tema la compra y venta de bienes raíces ha atravesado el siglo y las diversas lenguas, permitiendo que el mundo se entretenga.

La sustitución de la pieza ha sido consultada con los fanáticos de Monopolio a través de Internet y así la plancha (no eléctrica, por supuesto, sino de las de peso, que se calentaban) ha cedido su lugar al gato, que con pasos sigilosos, ha entrado en el juego mundial.

Una vez más el gato hace historia, trayendo, esperamos suerte, a los jugadores que lo elijan, o a los que les toque. En una época de juegos de apretar botones, mover, pensando, las fichas en un tablero parecerá anacrónico, pero es divertido. Pregúntenselo a los fanáticos de Monopolio.