TRÁNSITO: LAS IDEAS SIRVEN TANTO COMO LAS MULTAS?


Sin duda esta idea para concienciar sobre una conducción más segura me ha parecido genial. La policía de Milwaukee (EEUU), con la ayuda de la agencia Cramer-Krasselt, decidieron darle un giro a las pantallas informativas de velocidad añadiendo unos paneles con diferentes mensajes bastante llamativos e impactantes como: “Posibilidades de un accidente X% o X Días en una cama de hospital“.

Al principio pensé que una acción de este tipo podría ser incluso peligrosa y contradictoria ya que haría que el conductor perdiera la atención sobre la carretera y tuviera mayor probabilidad de tener un accidente o simplemente no se percatara de la misma, sin embargo, al ver que el límite de velocidad era de 25 millas (aprox. 40 Km/h) considero que es una velocidad más que adecuada para que la acción no pase desapercibida.

A pesar de todo, lo importante de la acción sería conocer su efectividad para comprobar si comenzó a reducirse la velocidad en estos puntos o si todo siguió tal como estaba. Yo me atrevería a decir que incluso más de uno hizo el salvaje para sacar una alta puntuación.

FUENTE: blog@ideacreativa.com.es

Historias de taxi: Publicidad.


timón

El taxi lo tomé cerca de  casa  para que me llevara a la Universidad.

La conversación fue tejiéndose alrededor de la constatación de que los valores se iban perdiendo con el tiempo. Poco a poco, el taxista contó que su hijo quería estudiar publicidad y que se preparaba en una academia para ingresar a seguir la carrera.

Fui preguntando, con tacto, porque siempre me resulta interesante cuando sé de algún joven que quiere entrar al mundo publicitario. Tal vez sea porque ése fue mi camino y hace cuarenta años que lo recorro, encontrando novedades a la vez que lugares conocidos.

Tal vez porque desde 1985 trato de decir lo que sé en clases a alumnos que buscan ser profesionales en publicidad.

O tal vez sea porque a los 62 años creo que algo aprendí y me gustaría ahorrar trabajo a quienes estén interesados; trabajo que yo tuve que realizar porque nadie me advirtió de atajos existentes, trampas ocultas o huecos disimulados.

El hecho es que el hijo de mi taxista quería estudiar publicidad. Fue entonces cuando le di mi tarjeta y le dije que si quería y le parecía bien, podría conversar con su hijo para contarle un poco sobre el tema.

Agradeció y al poco tiempo estábamos hablando por teléfono y concertando una cita para el lunes a las tres y media de la tarde. Hoy, exacto como un reloj, llegó con su hijo; me dijo que habían conversado y que le había parecido bueno reunirnos.  Entonces le pregunté almuchacho por qué quería estudiar y trabajar después en publicidad. Me miró desafiante y desconcertado y respondió que éso era lo que le gustaba, porque tenía muchas ideas.

Es decir, lo de siempre. Lo que quien está expuesto a la publicidad y a sus efectos, piensa: que es cosa de imaginación, de ideas inteligentes y originalidad.

Entonces empecé con las fificultades; desmitifiqué un poco el glamour de los modelos, puse en su nivel a la fantasía y expliqué que la poublicidad era muy bonita, sí, pero llena de riesgos y azares. Le conté a mi nuevo amigo que todo lo que veía en la pantalla y en los medios en general, suponía un gran esfuerzo y la inversión de mucho tiempo.  Que se requería de cultura para ejercer la carrera de publicitario, porque nadie puede comunicar lo que desconoce y para conocer hay que leer, estudiar, comparar, analizar y recién entonces atreverse a opinar frente a un público masivo, tratando de convencerlo de algo.

Le conté de mi tránsito por la comunicación política, por el teatro  y por tantas otras áreas que fueron dejando en mí capas como los sedimentos de un terreno. Capas que fueron soldándose y construyendo mucho de lo que soy en éste momento.

Traté, no de disuadirlo, pero sí de pintarle la cosa con tonos más bien oscuros. Pero su tozudez terminó venciéndome. Simplemente quería.

Y entonces me acordé que yo también quise. Y busqué la forma de llegar. Y me colé por la puerta que Tato Gómez de la Torre entreabrió para mí en McCann Erickson. ¿Qué más le iba a decir?

Les pedí que visitaran a una persona que podía darles datos certeros sobre los estudios. A la hora recibía una llamada a mi celular que me contaba que ya tenían la información y que ahora era cosa de cumplir. Que me agradecían y que pensaban que Dios había hecho que nos encontremos. Y entonces pensé que a Dios tiene que gustarle la publicidad; sobre todo si está bien hecha y es bella.

POR FIN.


27814

Fotografía: “Perú 21”

Dicen que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

Los medios anuncian que el taxista-delincuente que amenazaba y atacaba a sus víctimas con un destornillador, ha sido apresado. Las denuncias, reconocimientos y descripciones incluyendo el número de la placa vehículo, se acumulaban y al parecer no sucedía nada.

El asaltante confiado  continuó circulando.

Perú 21”  informa:

El jefe de la División de Investigación (Divincri) de Miraflores, comandante Henry Huerta, confirmó esta noche la captura del temido taxista que asaltaba a sus pasajeros con un desarmador. La intervención se produjo cuando este se encontraba a bordo de su vehículo en la cuadra cuatro de la avenida Raúl Ferrero, en La Molina.

En declaraciones a Radio Programas, el jefe policial refirió que Guillermo Gino Dávila Mendoza, de 26 años, no ofreció resistencia durante su captura. Asimismo, dijo que al preguntarle por qué procedía de esta manera, respondió que lo hacía porque sus ingresos como taxista no le alcanzaban para complacer a su novia.

“Dice que la finalidad de robarles (a sus víctimas) era porque estaba con una enamorada que pedía mucho dinero y no le alcanzaba con sus gastos”, expresó.

Dávila Mendoza conducía un automóvil station wagon y solía recoger a sus víctimas en las zonas de Miraflores, San Isidro, Barranco y Surco. Luego de que la pasajera estuviera a bordo, este se desviaba del camino o detenía el vehículo fingiendo una avería y procedía a atacar.

El asaltante tenía una denuncia en su contra en la comisaría de Lince debido a que, hace un mes, golpeó al padre de su novia. En esa oportunidad, el progenitor de la joven – cuyo nombre se mantiene en reserva – intentó defenderla de los maltratos de Dávila, por lo que terminó siendo agredido.

Es decir, el asaltante cometía las fechorías para completar sus ingresos y así complacer a su exigente novia. Tal vez no le vendría mal que lo exanmine un siquiatra. 

SUFICIENTE!


destornillador-de-estrella

Espero que cuando escriba este post, hayan aprehendido al seudo-taxista que ataca a sus víctimas con un  destornillador.

No sólo porque los delincuentes deben estar tras las rejas, sino porque este es un riesgo más que se suma a la ya azarosa vida ciudadana de Lima. Según los medios,  tienen identificado el búmero de placa y las víctimas han reconocido la fotografía del agresor/asaltante. Qué espera la policía para poner a buen recaudo a éste individuo?

En mi post anterior le deseaba éxito al nuevo responsable policial del VRAE. Miraflores está aquí nomás.

O es que se necesita   de algún muerto para que quien debe actuar actúe?