INVENCIONES.


www.freepik.es

La solución siempre fue inventarse las cosas si el asunto se presentaba difícil; cuando era muy chico inventaba los resultados de las divisiones que hacía como deberes en la casa: pulcras y ordenadas, a simple vista, estéticamente lógicas, eran producto de su imaginación.

 

La madre cayó en ello porque la profesora, intrigada y ante el silencio del niño, le preguntó si sabía cómo llegaba él a esos resultados…

 

Es una historia que conozco bien, porque yo era el niño y me pregunto ahora ¿qué será de esa profesora…?

 

 

Ilustración: http://www.freepik.es

MA ME MI MO MU.


la adolescencia, este mundo de contradicción

 Un adolescente es eso:
  • “Yo, corro más rápido. “
  • “Yo, soy el más grande. “
  • “Tengo más músculo. “
  • “Lo sabía. “
  • “Yo, estoy en lo cierto. “
  • “Siempre tengo la razón. “
  • “Yo, nado más rápido. “
  • “Quiero ir a acampar una semana con mis amigos. “
  • “Yo soy el más fuerte. “
  • “Yo soy el más inteligente. “
  • “Lo sé todo. “
  • “Tengo la suma. “
  • “Soy indispensable. “
  • “Cuando salga de la casa, no haré como tú”. “

 

Cinco minutos después, el adolescente, eso es todo:

  • “Mamá, ¿puedes ir a buscar el ketchup? “
  • “Mamá, ¿puedes abrir ese tarro de mermelada? “
  • “Mamá, ¿dónde están mis calcetines? “
  • “Mamá, ¿puedes recogerme? “
  • “Mamá, ¿puedes llevarme allí? “
  • “Mamá, ¿me estás abrazando? “
  • “Mamá, me duele el estómago, voy a morir. “
  • “Mamá, necesito dinero para salir. “
  • “Mamá, ¿qué estamos comiendo? “
  • “Mamá, espérame! “
  • “Mamá, ¿lavaste mis jeans? “

 

La adolescencia, esta era fabulosa que comienza con “Me me”, pero siempre termina con “mamá”.