LOS PERROS DE LOS CONQUISTADORES


Cuando los conquistadores vinieron a América, trajeron perros amenazantes, para usarlos como arma contra los naturales. Las crónicas dan cuenta hasta de los nombres de algunos de estos animales, no se diga de los destrozos que hicieron.

A Pedro Barreto Jimeno lo han amenazado por defender los derechos de aquellos que menos tienen. Sucede que a al nombre lo precede el título de Monseñor y le siguen las siglas S.J.

Es pues un dignatario de la Iglesia católica, miembro de una antigua orden religiosa. Es un hombre que tomó partido por aquellos de los que habló el propio Cristo y reivindica la Teología de la Liberación: los pobres. Además Barreto ha “osado” enfrentarse a dos “grandes”: Cierto “poder” corrupto y el miedo. Lo que él ha hecho toda su vida ahora cobra relevancia porque choca directamente con quienes, como los conquistadores de Indias, usan a los perros para  atacar, porque son lo suficientemente cobardes para amenazar y no dar la cara cuando lo hacen, dejando a la especulación como respuesta. Estoy seguro que las amenazas son pan de cada día en la vida de Pedro Barreto: Él escogió un camino que está lleno de trampas, pero es el único que lleva a la Verdad. Los poderes oscuros amenazan y matan. Creen que así van a silenciar las voces que señalan injusticias y a lograr que bajen los brazos que los señalan. Creen que hay que conformarse con lo que a uno hacen que le toque, mantenerse en silencio y sufrir resignadamente. Llegan a citar la Biblia para ello y se olvidan que el mismo Libro, cuenta que Cristo volcó las mesas de dinero y echó con ira a los mercaderes que se habían aposentado en el Templo de Jerusalén, diciéndoles que lo habían convertido en una cueva de ladrones.

Las amenazas a Monseñor Barreto pueden venir de muchas partes, que en realidad es una sola: La que no quiere que nada cambie, por avaricia, por comodidad o por miedo. Salvo algunas honrosas excepciones, el silencio de los medios es notorio. O no es noticia el que ocurran estas cosas o es que como el avestruz, hay que esconder la cabeza como dicen que esta hace ante el peligro.

Yo sé que a Pedro Barreto esto son como condecoraciones que reconocen una labor que ha cultivado porque cree en ella. La opción es clara, porque elegir a unas mayorías que se quieren presentar como minorías y equivocadas  además, para confundir, en todo el mundo y en un país como el nuestro es navegar en ríos turbulentos y sortear los rápidos y las trampas. Lo bueno es saber que hay seres pensantes que toman la opción. No importa que los perros ataquen,  al final son animales que obtendrán como recompensa una caricia en el lomo y las sobras de la comida de los señores, dicho esto sin ánimo de injuriar a los perros ni a ningún otro animal.

 

 

CINCUENTA POR CIENTO MÁS, CINCUENTA POR CIENTO MENOS


Hace unos días publiqué un post comentando que Wong tenía los chocolates “Costa” dietéticos  a un precio mucho mayor que en otro lugar. Este sábado, Alicia vio que habían bajado 50% y compró dos. No creo que leyeran este humilde blog, pero el hecho es que reaccionaron. De pronto, como dice mi hija Alicia María, se equivocaron al principio al marcar el precio. Me parece raro un error de ese calibre, pero todo puede ser. El hecho es que están más asequibles y la reacción de Alicia fue instantánea: Me dijo que habían bajado de precio, cuando los vi y pregunté por qué gastaba tanto. Ya está corregido el valor de venta de ese producto. Sin embargo me pregunto cuánto más estaremos pagando, en total, por las compras de supermercado. A pesar de la ofertas, no creo que pierdan dinero y deben “balancear” para suplir el ofrecer precios bajos en algunos artículos. Es cierto, vuelvo a repetir, que uno está pagando un plus por seguridad, variedad y muchos servicios, pero a veces “se les ve el forro” como en el caso anterior de los chocolates. Parece que lo mismo sucede con el precio de la gelatina, otra vez para diabéticos que ofrecen. En otro lugar, la misma cajita, de igual marca, está también casi 50% más barata. Vuelvo y repito, no deben estar perdiendo los que no son supermercado: Están ganando. Menos, es cierto, pero no trabajan a pérdida y aquí no se puede esgrimir lo del contrabando, pues la gelatina es de una marca nacional.

Quiere decir pues, que siguen “sacándonos la vuelta” como cuando donábamos nuestras moneditas para alguna buena causa y les permitíamos “redondear” lo que cobraban, cuando las donaciones salían a su nombre y seguramente les posibilitaban bajar impuestos.

Este es un tema de nunca acabar. La letra pequeña, lo dicho de manera ambigua, lo a veces supuesto, hacen que muchas veces quienes nos venden algo, tengan la sartén por el mango y a nosotros no nos quede otra cosa que comer las frituras que nos dan, aunque nos hagan daño.

Existen Indecopi, los Defensores del Pueblo (¡lindo nombre!) y muchas instancias más a las que acudir, es cierto, pero el trámite es tan lento y burocrático,  tan costoso, por lo menos en tiempo, que los procesos suelen irse hasta las calendas griegas. Así como son de rápidos en vender, podrían serlo en reparar los entuertos que tienen. Pero esa es una historia diferente, por lo menos se mueve en otra realidad donde el tiempo parece ser el único bien que abunda y sobra. Por desgracia.

“CAVIAR Y VARGASLLOSISTA”


Algún pasquín de nombre olvidable, llama “caviar y vargasllosista” a mi amigo Lucho Peirano, Ministro de Cultura. Si ser amigo de Mario Vargas Llosa merece el título, Peirano lo es. Y si ser consecuente con sus ideas es ser “caviar”, Peirano lo es. Ciertas gentes que malescriben ciertas páginas no pueden perdonar que los que no tienen sus ideas, generalmente pagadas y azuzadas por la insaciable necesidad de tener más mordiendo por encargo, no tengan resquicios por donde colar nada. No expelan el olor a cadáver que otros dejan tras de sí.

“Atacar” adjetivando, es argucia conocida. Las dictaduras de uno y otro color y pelaje la emplean y sobran los ejemplos cuando además a los plumíferos les faltan no solo las palabras sino la razón misma.

Me ha indignado que crean que somos lo suficientemente estúpidos  que un apelativo tan manido como “caviar” y el tildar de “vargasllosista” a Peirano van a definir su personalidad.

Definitivamente están lejos del beluga y ni sueñan con escribir como nuestro Premio Nobel. Tratan de “elitizar” a Peirano, porque hace buen teatro, porque expresa opiniones mesuradas, porque exhibe una historia personal y profesional que ya quisieran como regalo de cumpleaños ciertos escribas y sus ocultos mentores. Hasta ahora no lo “atacaron” e intentan hacerlo para a través de palabras bobas que solo su mediocridad llena hasta la mitad de contenido, en el momento que es Ministro y tiene responsabilidades que pueden estar colisionando con un statu quo podrido y que infecta todo lo que su miasma toca. Estoy seguro que Peirano no le da importancia al hecho y como es su costumbre, sigue adelante. Si no fuera una verdad de Perogrullo, diría que “Ladran los perros, Sancho, señal  de que cabalgamos” (frase que NO aparece en “El Quijote”).

Escribo esto porque sé que él no lo haría nunca. Porque es mi amigo de hacen ya sesenta años, porque sé de él mucho más que los oportunistas a sueldo y porque estoy seguro que con muchos seres humanos como él, las cosas serían diferentes. Y eso es lo que no quieren los alquiladores de pluma que flotan en todas las aguas, especialmente en las de las cloacas.

PERRO RESCATA A PERRO


Mi amigo Christian Mac Lean publicó este video en su Facebook.

Lo busque y hallé en Youtube para compartirlo a través del blog.

Reflexiono acerca de la capacidad que los animales tienen y que parece ir mucho más allá de lo que creemos. Por lo pronto, la frase del filósfo: “Mientras más conozco a la gente más quiero a mi perro” no sólo cobra una vigencia inusitada sino que se convierte en un axioma.

Es muy hermoso el video.

AMIGAS


NANI

A Pierce, nuestra gata, le ha llegado una solicitud de amistad.

Al parecer Nani vio su foto buscando empleo y quiere entablar una relación amical. Está haciendo el trámite para obtener su DNI porque en San Isidro no se permite que circule por el distrito sin su documento de identificación. Envía su imagen para que la conozcan, a través de mi amiga Lourdes.

Hola, Nani!

Pierce te da la bienvenida al club de los caseros (es decir, los que tenemos casa).

Saludos!