ROSAS ROJAS PARA TI.


 

DEL ÁLBUM DE AUTÓGRAFOS DE MI MADRE . Enrique, Rosas Rojas.

En un álbum de autógrafos de mi madre, encuentro esta pequeña pintura, hecha por mi padre en 1928.

 

En cada aniversario de matrimonio y cumpleaños de Tony (o “mi chiquita”, como él le decía) le enviaba un ramo de rosas rojas. Lo hizo dos veces cada año, desde que se casaron  hasta que él falleció.

Anuncios

YA VAN A VENIR…


TONY YQUIQUE

Miro a la gata Pierce observar por la ventana y pienso que los está esperando. No los conoció nunca, pero parece que presintiera que ya van a llegar. Y pienso igual, porque seguramente, sabiendo que casi no salgo, llegarán hasta aquí para que los felicitemos por su aniversario de matrimonio y se quedarán a almorzar y a tomar lonche, celebrando sus 84 años de matrimonio con dos queques, uno de fragante manzana y otro marmoleado de vainilla y chocolate. Conversaremos de naderías y extrañaremos a Teté que está en Arequipa, a Panchín que se fue…

Ellos, Tony y Enrique también se fueron hace tiempo y están con mi hermano Panchín y con mi otro hermano, Lucho (el rubio) al que no conocí. Están celebrando y mirándonos.

Hoy es su aniversario, ayer fue el de nosotros y también esta noche el calendario del mundo avanza un año. Mucho por festejar. Mucho que agradecer.

Hoy, 31 de diciembre miro por la ventana  -como Pierce–  y presiento su llegada. Es un día especial y conociendo la puntualidad de mis padres, sé que no tardarán.

¡Feliz aniversario, feliz año nuevo… ¡ sé que van a venir!

 

CUARENTITRES


ALICIA & YO & EL VW

Hoy es nuestro aniversario de matrimonio religioso.

Nos casamos a fines del 71, casi al filo del nuevo año, para estrenar una nueva vida; estreno que repetimos cada día desde entonces, porque lo verdaderamente hermoso es aprender que siempre el sol brilla distinto y que las miradas dicen mucho más que las simples palabras.

Cuando elegimos el caminar juntos, lo hicimos agarrados de la mano, no para que uno guiara al otro sino para compartir juntos los baches del sendero y apretar fuertemente cuando nos emocionara algo, sufriéramos, o la risa rompiera la mañana o alumbrara la noche. Siempre miramos más allá y ahora seguimos caminando, más despacio tal vez, pero maravillados como nunca, de todo lo que vemos y vamos viviendo.

Hoy, en nuestro aniversario, tenemos el inmenso regalo que son nuestras dos hijas y tres nietos. No hay nada mejor que saber que uno anduvo el camino, que todavía queda un trecho y que sembramos árboles que a su vez dieron fruto.

¿Te acuerdas del VW?  ¡En él nos fuimos de la iglesia a descubrir el mundo!

CASUALIDAD DE GUERRA


 

ninos-ansiedad-separacion_1_1460830

No tiene la culpa pero es zarandeado de un lado a otro, usado como amenaza, deseado como trofeo. No entiende lo que pasa y de pronto escucha gritos, portazos, a veces percibe que tras la puerta cerrada hoy golpes y hay lágrimas.

Hay palabras que no entiende y se siente absolutamente solo porque los dioses del Olimpo batallan y lo utilizan como excusa. No entiende por qué se tiene que quedar con uno si querría estar con los dos.

No sabe si llorar o callarse; traga sus llantos y mira, con esos ojos grandes como platos, desconcertadamente. No sabe de mañanas ni futuros; se da cuenta eso sí que hay algo que está roto y los bordes filudos le hacen daño.

Total, solo es un trofeo, una excusa, una molestia. Un accidente que impide “volver a hacer la vida” de los padres que cuando lo tuvieron, queriéndose, no pensaron que llegaría este momento. Ahora que llegó después de la escalada de reproches e insultos, lo único que quiere cada u8no es ganarle al otro. ¿Ganarle el hijo? No: ganar la batalla en la que el pobre chico es nada más que una casualidad de guerra.

BODAS DE ALEGRÍA


aros-de-matrimonio-de-oro-18-k-calderon-459-MPE4687264624_072013-F

Tony y Enrique están celebrando sus Bodas de Alegría en el cielo. En 1931 se casaron, vivieron siempre para los demás, tuvieron 4 hijos, pasaron pellejería y media, recorrieron entero el Perú y tomados de la mano fueron felices cada minuto que pasó.

Ellos son el Ejemplo.

Se fue primero él y ella lo alcanzó luego porque los que son compañeros no deben estar solos. Ahora celebran sus Bodas de Alegría y nosotros, desde aquí, festejamos con ellos.

SIN COMIENZO NI FINAL


Matri

Hoy, Alicia y yo estamos de aniversario de matrimonio:

Nos casamos un 30 de diciembre de 1971, casi al terminar el año, hace ya 42.

Fin y comienzo; los extremos se tocan y forman un anillo. Son cuarenta y dos años de empezar cada día, renovando el sol de las mañanas y arropando a la noche para soñar el sueño que nunca se termina.

Caminamos vergeles, transitamos desiertos y paramos sedientos a beber en oasis. Subimos las montañas y al divisar un valle corrimos hasta el río, que saltaba entre piedras, para mojar gozosos nuestros pies.

Sembramos las semillas que hoy florecen y a su vez dieron frutos; cuarenta y dos años suenan a mucho tiempo y sin embargo es poco el que pasó. El camino nos invita a seguir… Nos llama a descubrir nuevos paisajes y a continuar viviendo esta hermosa aventura que, juntos, un día comenzamos; su principio se pierde entre sonrisas y el final no lo vemos. Por eso es que este es un “no tiempo” y significa amor intemporal. Seguimos caminando y sabemos que nos esperan más sorpresas detrás de cada cerro. Caminamos con la curiosidad puesta y la esperanza en ristre. Caminamos alegres, porque como recuerda el poeta Machado, se hace camino al andar y eso es lo que hacemos.

 

PEQUEÑO DESCANSO


 

Hasta el próximo jueves.

Una semana de descanso para que leer no sea aburrido.

¡Hasta entonces!descanso