¡HOY! GRAN PARTIDO GRAN ¡HOY!


HOY GRAN PARTIDO GRAN HOY

Un ardoroso partido de “julbo” tiene lugar frente a mi ventana (desde donde veo tantas cosas); son dos “equipos” y algunos de los “julbolistas”   van con una camiseta amarilla, otros con polos, camisas o con el torso desnudo, que supongo a estos últimos, más frescos con el calor que hace…

 

El nombre de cada equipo lo creo conocer al rato de gritos, resbalones y patadas: unos son los “mierdas” y otros son los “huevones”, lo infiero por cómo se tratan y supongo que los unos no son lo que los otros y viceversa, por lo tanto “alinean” entre iguales aunque las camisetas, polos, camisas y desnudeces sean un poquito mareantes.

 

Esta academia de “julbo” (porque es una academia, donde se aprende, qué duda cabe) me da la impresión que además de hacer practicar el balompédico deporte, enseña a los que integrarán en el futuro las “barras bravas” o las hordas de “júligans”  que alegran los noticieros de la tele de las noches con sus aullidos, vandalismo surtido, delincuencia común y que como plaga de langostas voraces se cierne sobre vecindarios que tuvieron la mala suerte de contar con un campo futbolero más o menos cercano y que, hijos de madre, se desplazan “cantando”, rompiendo vidrios, asaltando bodegas y ocupando la mitad de la pista (cuando no es toda ella), quemando algún carro estacionado y atronando los aires con sus gritos que mezclan con pitos y bocinas, los prepara, esta academia, digo, para la acción futura.

 

Estos chicos del partido ardoroso – retomando –  aprendieron muy bien el lenguaje florido que el hampa suele usar y se llaman a grito pelado, animando un pase, celebrando jugadas o calificando al contrario que avanza; es un hecho: el lenguaje lo tienen, pero lo que sí me preocupa es que cuando practiquen cómo hacer una bomba molotov, anular a un “enemigo” a pedradas o asaltar una casa, las palabras a las que a veces les decimos “lisuras”, conocidas también por “palabrotas”, o “lenguaje de machos” no basten y pasen a la acción monda y lironda.

 

Francamente, creo que mejor cierro la ventana y bajo la cortina, porque es preferible un poco de calor achicharrante y veraniego que el calor que producen la gasolina y el fuego en comunión cuando revienta una bomba molotov.

 

Imagen: sp.depositphotos.com

Anuncios

RELOJ


RELOJ

Era el reloj que usó mi padre y que ahora tengo y uso yo; curioso, pero es como él: sobrio y sencillo, práctico.

 

Tiene la esfera de color azul metálico (un color serio), los números indicados por líneas blancas, igual que el centro de las manecillas, con otra manecilla pequeña plateada y que gira incansable indicando los segundos, la caja es de acero mate, la correa  negra y es de los de darles cuerda.

 

Es de marca Longines, modelo Admiral, que solamente se puede abrir por detrás para ver su interior usando una herramienta especial; no se me ha ocurrido hacerlo nunca porque ni tengo la herramienta ni la curiosidad por ver sus interiores.

 

En la esfera, debajo, en letra pequeñita dice SWISS MADE, como recordándonos que es un original helvético y no un japonés vistoso o un utilitario de moda que suma, resta, multiplica, divide, que saca porcentaje y raíces cuadradas, se conecta a  internet, mide la frecuencia cardíaca, viene con calendario “eterno”, tiene luz, montones de botones, zumba para avisar cuando se programa la alarma, permite ver la fecha y la temperatura y también da la hora, pero es de plástico con una luna del mismo material, la que que nunca se raya y una correa, de plástico también, que hace sudar muñecas.

 

Este reloj Longines que mi padre usó siempre y que yo recogí de su mesa de noche al día siguiente de su muerte, lo tuve guardado en un cajón mientras usaba otros relojes que aún tengo, porque los he coleccionado, llegando a combinar el color de la correa con el de mis zapatos y claro, con el de la correa que uso en el pantalón; dorados o plateados, alguno negro, pero ninguno de ese innombrable material (que ya nombré) y que se llama plástico.

 

Ahora todos los relojes (y son muchos, bastantes) duermen el sueño de los justos y han callado los que hacían tic-tac porque solo uso ese que es sencillo y sin complicaciones ni prestaciones raras como era el ingeniero al que confieso, extraño y recuerdo “puntual como un reloj”, cada vez que miro mi muñeca izquierda para ver qué hora es.

 

Nota: La foto la tomé yo y a diferencia de mi padre, como fotógrafo soy un verdadero desastre.

HAY BRILLO EN TUS OJOS


 

HAY BRILLO EN TUS OJOS

Los ojos de mi hermana Teté brillan…

 

Brillan como siempre lo hicieron, con esa luz que al comienzo fue la de los futuros y luego la de unos pasados que ponían destellos en cada una de sus miradas.

 

Brillan sus ojos en esta foto antigua y tuvieron ese brillo hasta que se cerraron definitivamente.

 

A mi hermana Teté, le brillaban los ojos.

 

 

 

Foto: Tomada por Manuel Enrique Echegaray, circa 1936-37.

Reproducción de un negativo de vidrio.

¡ANTONIA O ANTONIETA?


 

ENRIQUE FIDEL, MERCEDES Y MARÍA ANTONIETA DEL SOLAR GARMENDIA.

En la parte de atrás de esta antigua fotografía en la que está mi abuela y mis bisabuelos por parte de padre, reparo que el nombre de ella está como María Antonieta y no Antonia (como yo creí que se llamaba) y ayer puse en mi post “La Cajita”; sin embargo estoy casi seguro que le decían Antonia y así lo supe siempre, tal vez para diferenciarla de mi madre que se llamaba también María Antonieta, pero a la que siempre le dijeron “Tony”.

 

 

La información está escrita con la letra de mi padre y  se nota que está hecha cuando siendo él ya mayor, porque ha usado un “plumón” o marcador fino para ello y esos instrumentos de escritura aparecieron cuando yo tenía varios años ya; quizá parezca rara la mención y poco relevantes los detalles, pero es que los recuerdos son así: el uno trae al otro y de pronto nos encontramos hurgando entre los tesoros del pasado.

 

 

Por ejemplo, veo a mi padre con su camisa blanca, se ha quitado la corbata y está en el sillón verde reclinable, descansando de un día de dictado de clases en la UNI (Universidad Nacional de Ingeniería), poco antes de cenar; tiene el diario sobre las piernas, el televisor en blanco y negro sintoniza el noticiero de la noche y Raúl Ferro Colton pasa revista a los sucesos recientes; en el bolsillo de la camisa de mi padre está asomando ese “plumón” azul que junto con su pequeña regla de cálculo alemana, “K & E” enfundada en cuero, lleva a todas partes.

 

 

Esa, como todas las noches, cenaremos los tres y al café, que mi madre no toma, sustituyéndolo por una infusión de manzanilla sin azúcar, contaremos historias, tal vez emerja un álbum de fotografías y el tiempo pasará recordando y mi padre mirará a los ojos de mi madre y en ese encuentro mudo se dirán muchas cosas bonitas, que no está bien que escuche porque no tengo edad y seguro no las voy a entender…

 

 

Sin embargo, la foto, motivo de este post, que provoca a la mente recordar, soñar, perderse en tiempos idos, es testimonio gráfico de una época y fue tomada en el Cusco: allí posan para la eternidad mis  bisabuelos, Enrique Fidel del Solar y Mercedes Garmendia junto con mi abuela,  María Antonieta del Solar y Garmendia (lo escribió mi padre en el reverso de la foto) y debe ser a fines de 1890, porque mi abuela no está todavía casada (mi padre nació en 1903) y tal vez sea una fotografía que retrate a los tres juntos algo antes del matrimonio de su única hija…

 

 

 

Fotografía: Circa 1890. Fidel Enrique, Mercedes y María Antonieta (Antonia) del Solar – Garmendia.  Cusco, Perú.

UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS


FOTO CARETAS CAJAMARCA

Y no ha sido solo una, sino muchas las que valen más que todas las palabras que tratan de describir el horror de la trágica muerte de Fidel Flores Vásquez en Cajamarca.

Valen más que todas las palabras con que de alguna manera se trata de excusar el hecho. Valen mucho más que las palabras del Ministro del Interior diciendo que no viaja porque “no se dan las condiciones”, diciendo que los deudos vengan a Lima y que él los recibirá en su despacho; diciendo “que lo siente mucho” y que hay gente que quiere usar el tema para producir disturbios y que habría una bolsa para solventarlos, que se quiere “politizar” el caso. Palabras, palabras, palabras…

Ni las palabras ni las imágenes van a devolver la vida a Fidel Flores Vásquez. Unas pasarán y las otras quedarán como testimonio de algo que cada vez es más común en el Perú.

Las imágenes que evidencian que hay un desprecio absoluto por el otro.

Lo tremendo es que así como las palabras se olvidan, estamos acostumbrándonos a ver lo que ante no veíamos y a considerar que son eso, imágenes de algo que sucede lejos; en Cajamarca, en el televisor, en el diario o la revista. Que no alteran nuestra vida.

No basta con renuncias, pedidos de perdón, justificaciones o palabras. No basta con imágenes.

La vida de un solo ser humano vale muchísimo más que todo eso. Y me parece que no hacemos nada. Solo hablar.

 

IMAGEN: Revista “CARETAS”

 

LA “MANO DE DIOS”


God´s hand

No, no es la publicitada “mano” del jugador de fútbol Maradona, que encendió polémicas. Es algo mucho más grande y de escala sideral, al lado de lo cual lo primero queda como lo que siempre fue: una “viveza” bien terrenal.

 

El telescopio espacial de rayos-X de la NASA ha capturado la imagen de un cuerpo celeste a la que han bautizado, por su semejanza con esa extremidad humana, como la ‘Mano de Dios’.

La ‘mano’ sería producto de la explosión de una estrella en una supernova y la posterior expulsión de una enorme nube de materia cósmica, visible en la zona azul de la imagen, explicó la agencia espacial estadounidense, citada por el portal Space.

“La ‘Mano de Dios’ es una nebulosa que se encuentra a 17.000 años luz de distancia de la Tierra”, agregó el Observatorio de rayos-X Chandra de la NASA, que además indicó que las imágenes de las partes verdes y rojas de este cuerpo celeste se lograron capturar gracias a la utilización de rayos-X de baja energía.

Se presume que la iluminación captada por los rayos X es el resultado de la interacción del material expulsado tras la explosión de la estrella con los campos magnéticos cercanos.

Sin embargo, los científicos de la NASA no están seguros de si el material expulsado de hecho ha tomado la forma de una mano o de si su interacción con las partículas del púlsar de una nebulosa de viento hace que se vea de esa forma.

“No sabemos si la forma de la mano es una ilusión óptica, pero con NuStar [telescopio espectroscópico de gama nuclear, por sus siglas en inglés] la mano se ve más como un puño, lo que nos está dando algunas pistas”, indicaron los investigadores.

El equipo de NuStar espera que la ‘Mano de Dios’ ayude a proporcionar muchos más detalles sobre el fenómeno de los agujeros negros y la forma en que “crecen e interactúan con las galaxias”.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/116633-nasa-captura-imagen-mano-dios?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome