LAS VACACIONES DE MONSIEUR MAMANI


LAS VACACIONES 1

Una vez más acude en mi ayuda el título de una película, esta vez la del genial francés Jacques Tati, “Las vacaciones de monsieur Hulot”, aunque tengo la seguridad que los franceses acentuarían la “i” del apellido congresal, quedando como Mamaní, lo que tal vez haga referencia a lo que este sujeto tiene como cerebro.

 

120 días de vacaciones le han dado en el congrezoo (¡sin goce de haber, faltaba más!) que seguramente empleará para descansar de los problemas que hicieron por una simple tocadita de poto, debajo de una sombrilla para protegerse del sol al borde del lago Titicaca o en alguna playita de Miami; usará por supuesto sus sempiternas gafas de lunas oscuras para que no lo noten si la mirada se le desvía hacia lugar anatómico ajeno alguno, porque eso de tocar se deja para “lugares congestionados”  y para cuando se marea por la enfermedad que sufre desde hace años.

 

Por más que muchos de sus colegas, especialmente sus compañeros de banka (da) han tratado de ningunear la denuncia y desacreditar a la denunciante sometiéndola a las “preguntas” de una tal Milagros Salazar, fujikeikista, con las tristes declaraciones públicas del señor Vicealmirante AP (r) Carlos Tubino, vocero naranja (que es una muestra de cómo puede descomponerse uno, si se tiene en cuenta que el señor llegó a Vicealmirante de nuestra Armada) y mereciendo en opinión generalizada el llamado Moisés el desafuero y la expulsión del congrezoo (aunque tal vez por el nombre y en un alarde bíblico fue “salvado de las aguas”), Mamani regresará a su escaño, fresco como una lechuga y “por la puerta grande” como él mismo dijo en sus declaraciones (lo de la lechuga es adición mía).

 

¿Este es el Perú, señores? …Bueno, hasta ahora…; hasta que lo que quieren impedir las ratas y las cucarachas limpie el escenario de basura, las alimañas no encuentren alimento y mueran…; es que, francamente, hay que combatir a las plagas y exterminarlas.

LAS VACACIONES

 

Anuncios

MAMANI METIÓ MANO


MAMANI METIÓ MANO

El congresista Moisés Mamani hizo en LATAM lo que parece está acostumbrado a hacer: metió  mano, esta vez a los glúteos (vulgo: poto) de una aeromoza que reaccionó naturalmente sorprendida y fastidiada, increpándole. Por supuesto que el señor, ante el hecho de que el capitán del avión lo hiciera descender y perdiera el vuelo, además de la denuncia que ha formulado en su contra la afectada, ha argumentado que producto de la diabetes que padece y de medicamentos que toma para controlarla, se “descompensó” (yo tengo diabetes hace más de veinte años y nunca los medicamentos o la enfermedad me “descompensaron”, pero cada uno es cada uno y mi padre decía que “cada uno tiene sus cadaunadas); lo que seguramente le produjo un mareo y se agarró de lo primero que encontró que fue el trasero de la aeromoza.

 

Los memes no se han hecho esperar ni tampoco las bromas al respecto, pero así como el humor puede hacer notar algo y señalarlo, condenándolo por medio de la risa, su abundancia puede banalizar el hecho y ese es el peligro en este caso;

MANOMAMANI

si se toma jocosamente lo sucedido, como una “criollada” más fruto de esa “viveza” de la que hacen gala tantos peruanos, estamos perdiendo de vista que el señor es un “Padre de la Patria” con responsabilidades de representación; que su conducta es inapropiada por donde se le mire; que es una demostración de la catadura moral del individuo y que confirma que no sería el “héroe” cuya metida de mano costó la caída de un Presidente (que al parecer no las tenía todas consigo y pisó el palito que le pusieron) sino el chambón mentiroso que dijo y se desdijo, que aparentemente permitió la manipulación de videos que él subrepticiamente grabó (porque al principio ni sabía ni grabar y tuvieron que instruirlo sobre el particular empleados de congreso) para así “cumplir una misión” que le evitaría problemas de bankada por el rosario de irregularidades, que iban (y van aún) hasta denuncias por apropiación ilícita (o sea robo, vulgo: “metida de mano”).

 

Tal vez el señor Mamani creyó que su mano era “la mano de Dios”, como la del tristemente célebre Maradona (también con “M”, curiosamente), pero lo que en realidad resultó ser es una acción vulgar, ventajista y profundamente machista (aunque haya mujeres que les “toquen” el poto a los hombres), que insisto, es fruto de formar parte de una sub cultura que tiene estas cosas como “valores”; Mamani mintió esta vez como parece haber mentido siempre y podría seguir haciéndolo con la anuencia de algunos miembros de su bankada y la inmunidad que le da ser congresista, lo que una vez más se convierte en impunidad.

 

Lo que se hubiera necesitado era una fotografía del hecho para demostrar flagrancia y que le cayera de inmediato la quincha al mal bicho este, pero no es así y ahora resultará que es “la palabra” de una aeromoza contra la de un congresista-“héroe” y por más denuncia y comunicado de LATAM, habrá y hay quienes miren para otro lado, blinden (como parece ser su costumbre) a Mamani y consideren que este es un “hecho menor”, que hay cosas más importantes en el congreso, que andarse preocupando por una simple tocadita de poto.

 

Otro caso de ética con h*.

 

*HÉTICA: Que padece la enfermedad de la tisis que se caracteriza por una consunción gradual y lenta acompañada de fiebre y de ulceración en algún órgano”. 

Imágenes: larepublica.pe / www: meme el titular perú 

¡APAGA Y VÁMONOS, MALDITA SEA!


APAGA VÁMONOS

Por más que trato de recordar la frase, no estoy seguro si fue cuando yo era chico, al “Zorro” Iglesias es sus programas de radio o a algún otro cómico radial que ácidamente comentaba “actualidades”; sea lo que sea la escuché seguido; eso es precisamente lo que provoca hacer en el Perú, pienso: apagar la luz, cerrar la puerta (contribución mía por si los ladrones…) e irse.

 

Si se pudiera hacer y dejar atrás, bajo llave y a oscuras una situación que al parecer se ha vuelto inmanejable con todo su guirigay de corrupción, corruptos, mentirosos, delincuentes, hijos de la guayaba, guayabas-padre, mercachifles, tahúres y como decía un amigo mío, recojoñogrones,   además de otros especímenes zoológicos y detritus biológicos, si se pudiera, digo, otro gallo nos cantaría en esa especie de amanecer “paísico” que tanto se quiere, pide y necesita.

 

Pero no es posible: hay que luchar con las armas que se tienen y respaldar de alguna manera a esas fuerzas del Bien que son pocas pero son y están ahí dando una batalla desigual contra las trampas y artimañas de los sinvergüenzas curtidos en situaciones mil y acostumbrados a salir ganadores, libres de polvo y paja e impolutos como recién nacidos.

 

A veces creo que esto es como la pelea bíblica de David y Goliat: la honda y la piedra humildes contra la armadura, lanza, escudo, espada y gigantismo; ojalá que la puntería de estos Davides modernos sea igual de certera y la piedra derribe al gigante que no se imaginó que podía ser muerto.

 

Ojalá que así sea y el ejército de arteros e inútiles que quiere apoderarse de todo lo que hay, huya en cobarde desbandada y se ahogue en el mar.

 

Ojalá que así sea por el bien del Perú.

Imagen: palabrasmaldichas.blogspot.com

 

 

BASURA IRRECICLABLE


BASURA IRRECICLABLE

Los políticos peruanos, aunque alguno se salva, son como las bolsas de plástico: sirven finalmente para que llenas de basura sean a su vez basura que tarda años en desintegrarse y contamina el medio ambiente, envenenándolo y acelerando su destrucción; son como esas islas artificiales de deshechos de plástico inmutable, que flotan en el océano ahogando la vida y son finalmente como esas enfermedades incurables que únicamente la muerte puede detener.

 

No es que proponga matar a los políticos, pero como en el caso de las bolsas plásticas en algunos países, habría que prohibir su uso y reemplazarlas por otras de material no tóxico y que pueda, cumplido su ciclo de uso útil, desaparecer.

 

Sin embargo, la población peruana sigue botando su basura usando las inmediatamente prácticas pero mortales y malditas bolsas plásticas, así como también sigue eligiendo y reeligiendo a políticos-basura que nos llevan a situaciones límite como esta que vivimos; esos políticos que son irreciclables, que siguen pululando, contaminan el aire y producen el miasma fétido que nos ahoga como país.

 

Imagen: http://www.bolsec.com

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS


EL JARDÍN DE LAS DELICIAS

El famoso tríptico pintado por El Bosco (Jheronymus van Aken) me viene a la mente cuando trato de escribir sobre lo que sucede en el Perú con la corrupción,  esa lacra cancerígena que hace metástasis en nuestra sociedad; en esta extraña pintura se muestran escenas y personajes monstruosos, surrealistas, oníricos, paisajes extraños y en general es una especie de resumen visual del Mal, con mayúscula, ente otras muchas interpretaciones…

 

Ya lo he dicho más de una vez y no soy el único: todo está trastocado, de cabeza, patas arriba; la corrupción flota, apesta y se ve: como la mierda misma.

 

Corrupción judicial, legislativa, política, empresarial, personal, privada, pública…: corrupción sin tregua, que anda por los rincones, bajo las alfombras, dentro de los cajones y en los archivadores, en sobres, en bolsillos, billeteras y carteras; a la sombra, en la oscuridad y a pleno sol, callada o ruidosa, en teléfonos, e-mails y en WhatsApp…

 

Corrupción que es vieja como la Historia del Perú antes de llamarse Perú, cuando los líos de Huáscar y Atahualpa aliaron a uno con los invasores en contra del otro y lo apresaron y pidieron rescate y lo pagó y lo mataron…; corrupción que se pierde en el tiempo y se muestra actual, activa y por lo que parece impune con la impunidad que consiguen el dinero y el silencio comprado, el silencio de los muertos, la desidia, el olvido (natural o provocado)…

 

¿Es esta una enfermedad anciana e inmortal?

¿Alguien podrá encontrar la cura, el antídoto, la solución para este ancestral problema?

 

Tengo muchas preguntas y ninguna respuesta; tal vez suene fatalista, pero cada salida parece tener trampa.

 

Dicen que el Perú es más grande que sus problemas, pero a mí me parece somos “poquita cosa”; nos dicen “no te preocupes, hermanito; nadie se da cuenta… Déjalo así nomás…  ¡aquí no pasa nada!”.

PORQUE HOY ES SÁBADO


COMO ES SÁBADO (Y ESTA ES UNA EXCUSA COMO CUALQUIERA) ME ATREVO A SUBIR EL ÚLTIMO POST, PUBLICADO PRECISAMENTE HOY, EN MI OTRO BLOG, eltigredepapel, A VER SI LO MIRAN. SI QUIEREN SEGUIR EL BLOG TENDRÄ MÁS LECTORES QUE LOS POQUITOS QUE AHORA TIENE (DICEN QUE LOS GIGANTES TAMBIÉN FUERON PEQUEÑOS Y AUNQUE NO LLEGUE A GIGANTE, CREO QUE SÍ ES BUENO CRECER ALGO).

NO LOS MOLESTARÁ CON MÁS DE DOS ENTRADAS POR SEMANA… ¡GRACIAS!

MANOLO.

MAURICIO MULDER

“MUERA SONSÓN Y TODOS LOS FILISTEOS”

O “CON MI CHAMBA NO TE METAS”

O “PORQUEMEGUSTAPUES”

El congresista Mauricio Mulder ha vuelto a hacer de las suyas: no contento con promover que el Estado Peruano (léase “puntería puesta en el Gobierno actual”) solo utilice los medios oficiales para hacer publicidad (El Peruano, Radio Nacional y canal 7 con sus versiones de noticias y de señal abierta), hace un par de días desencarpetó (porque lo tenía seguramente en un folder) un proyecto para modificar el reglamento del propio congreso que fue votado y aprobado por tutilimundi (menos la bancada pepecausista) no sabría decir, como menciona la periodista Rosa María Palacios, si a propósito o por ignorancia supina (que en este caso sería, creo, ”ignorancia gorrina”).

 

El hecho es que el congresista aprista que juega como puntero mentiroso de los muchachos de Fuerza Popular (ala keikista) ha concedido entrevistas, donde sesudamente defiende su proyecto (que está aprobado, porque según dice él, una modificación de reglamento no necesita de segunda vuelta de votación); el problema es que el sentido común y los constitucionalistas que han sido consultados, dicen que lo que han hecho en el congreso es inconstitucional.

 

Sucede que el más pedestre sentido común dice que un reglamento no puede estar encima de una ley, ni una ley encima de la Constitución y la modificación de este reglamento modifica la Constitución vigente que no dice nada de lo que quiere el congresista Mulder y su tren de furgones de cola, que es que la cuestión de confianza planteada por el Primer Ministro y que negada por el congreso, produce la disolución de un gabinete ministerial, no funcione para, si hay “repetipuá”, con el fin de impedir que el Presidente disuelva el congreso; es decir, en cristiano, que la primera cuestión de confianza que hizo Zavala, no cuente, porque la modificación dice que en ningún caso, cuando “cae un gabinete” los ministros caídos (ni unito) pueden levantarse y asumir otras carteras (nada de “sillas musicales”) o las mismas: es decir que  “de nuevo y acomodarse”, las huiflas, porque todos tienen que ser flamantes.

 

Esta “interpretación auténtica” (que hace recordar a otra, también inconstitucional) justificaría una modificación que es constitucionalmente un imposible: sería un “supuesto negado”, como dice el lenguaje de los abogados; pero parece que ni el sentido común ni la Constitución valen un ardite cuando se trata de defender la chamba, asegurarse los frejoles (además de inmunidad, asesores, aguinaldos especiales, “representaciones”, invitaciones a Karachi o a Beluchistán para participar de congresos que discutirán la inmortalidad del mosquito y otras prebendas) se trata, porque si al Presidente de turno se le permite (como dice la Constitución) disolver el congreso y llamar a elecciones, los padres de la Patria quedarían en la lleca.

 

Eso, compatriotas queridos, dice Mauricio (sin decirlo) no lo podemos permitir, o sea que aprueben nomás para que ningún Presidente pueda cerrar el congrezoo.

 

No soy abogado, pero algo de sentido común tengo, he escuchado y leído las opiniones de los que, además de serlo, son especialistas en la Constitución y creo que aquí hay gato encerrado: no quieren irse, así de simple.

 

Lo malo, para más inri, es que esta marranificación se aplica de ida y vuelta o sea que ES retroactiva (Ripley, el de “es Verdad aunque usted no lo crea”, no la tienda por departamentos, estaría feliz), o sea vale para que lo de Zavala (no el Zavalita de MVLL) no haya existido (talán para el mago Fulestrinque) y también para tener bien sujeto a la voluntad del congrezoo a cualquier monigote que llegue al sillón de Pizarro.

 

Como quien dice, “salvo mis frejoles y el resto que se joda; ahora es ahora, el después tal vez no llegue y si arriba, yo ya estaré lejos”.

 

Por eso en mi titular ponía “SONSÓN” y no es un error, porque creo que así consideran a Don PPK; los filisteos seríamos los sufridos peruanos y el “Porque me Gusta Pues” representa a ese voluntarismo mayoritario y borreguil que parece imperar en el congrezoo; claro, es el título de lo que creo fue el primer libro de DESCO (ahorita seguro me tildan de caviar por citar la publicación); hago esta pequeña explicación final, por si alguien no entendió bien el titular de este post.

 

(Publicado en el blog eltigredepapel, 10.3.2018).

 

Imagen: elcomercio.pe

 

 

¿MALINTERPRETACIÓN?


MARITZA GARCÍA

MALINTERPRETACIÓN

 

 

Se dice que “los periodistas malinterpretan”, que “sacan de contexto” ciertas declaraciones lo tal vez sea cierto pero definitivamente no todos lo hacen.

 

Cuando un político lo dice, es bueno fijarse bien en las declaraciones que hace y comprobar en primera persona si se le están haciendo decir otras cosas y si los medios cambian a su antojo lo que en verdad fue manifestado.

 

Hace muy poco, una señora congresista que preside la Comisión de la Mujer y la Familia, afirmó repetidas veces y en distintos medios que había sido tergiversada y que ella no dijo lo que dijo.

 

Esto es pan de cada día y la famosa “interpretación auténtica” parece cobrar vida; sin embargo, sus palabras no dejan duda alguna cuando en un seminario de orientación en Huancabamba, Piura, respalde a un psicólogo que en su charla a un público compuesto por mujeres, entre otras cosas les aconseja que si quieren dejar a su pareja, nunca le digan “te voy a dejar” y alguna otra frase que pueda provocar la violencia; que consulten con alguna amiga y mejor le digan que se van a casa de su madre.

 

La congresista Maritza García lo cita, titulándolo como “maestro” y “gran psicólogo” y dice que algunas mujeres “sin querer queriendo” (¿Chespirito dixit?) provocan la violencia contra ellas por decir cosas que NUNCA deberían decir.

 

Cuando de todas partes se levantaron contra esas expresiones, la congresista dijo que “la habían tergiversado”; sin embargo allí están las declaraciones y me parece que está tratando de corregir lo incorregible y enmendar lo que dijo, echándoles la pelota a otros.

 

En algún programa de televisión negó conocer al psicólogo, ni haberlo invitado a dar la conferencia como si con su presencia allí y la mención que hizo de sus desafortunadas palabras, dándolas como consejo a la audiencia, fueran algo sin ninguna importancia; incluso afirmó que el profesional trabajaba para el Gobierno Regional de Piura (y no para el congreso), lo que (ella estaba segura, al parecer) la eximía de responsabilidad.

 

Este caso, que ha sido ventilado a todos los aires, es una muestra de la manera en que ciertas “autoridades” entienden su papel frente a la población y creen que servir al pueblo es decir frases grandilocuentes, respaldar cosas que parecen no entender cabalmente y ostentar cargos para los que no tienen una preparación suficiente, aunque sean profesionales en alguna materia.

 

Dejo aquí el enlace al programa “Todo se sabe” de RRPP, donde se puede comprobar lo que digo; perdónenme quienes me leen en el exterior, pero el país está como está por cosas como estas, entre otras muchas, claro.

https://www.youtube.com/watch?v=ZgZfcCUoaxY