DEL NUEVO BLOG


http_4.bp.blogspot.com_Snu5J_k9R40S-cMVu507nIAAAAAAAAABoc1M6PTnNdFYs1600teclado

Amig@s:

Pido disculpas, pero parece que WORDPRESS me “asignó”   maquinadeescribir823474612.wordpress.com como nombre del blog y esa es la dirección, por ahora, hasta que acepten algo más corto y relacionado con el original.

Tampoco veo que exista en la página algo que indique “SEGUIR” para poder seguir el blog y no hallo la manera de hacerlo. Me da la impresión o que el diseño es medio primarioso o yo soy una nulidad en materia de crear blogs con WORDPRESS.

De pronto alguien me podría decir cómo hago… ¡y le agradeceré infinitamente!

Hoy “entré en el tema”, con un pequeño artículo sobre un par de personajes que hicieron historia en la publicidad peruana…¡y en mi vida!

Disfruten del fin de semana, querid@s (y sufrid@s) lector@s.

Manolo.

 

Imagen: xmelhordogamex.blogspot.com

Anuncios

TODO SE VE Y SE OYE


TODO SE VE Y SE OYE

El Gran Hermano de Orwell está por aquí hace tiempo, ubicuo, omnividente y a la escucha.

 

Nos mira, oye y sabe sobre nosotros más que nosotros mismos.

 

Colaboramos entusiasmadamente con su conocimiento.

 

Es un monstruo todo ojos y oídos con una sola boca que sonríe atractiva.

 

Pasa por invisible para la mayoría pero cuando por casualidad se le vislumbra produce miedo.

 

Tiene nombres inofensivos y hasta simpáticos.

 

Parece un buen vecino que riega su jardín.

 

Se mueve sin dejarlo, pero su rastro son las manchas de sangre.

 

Siempre viaja montado en la tecnología.

 

Si te viene a buscar… ¡no abras la puerta!

LA PINTURA Y EL CHIP.


CHIP upload.wikimedia.org

Había ido madurando la idea y después la desarrolló; años completos de trabajo obsesivo en una carrera contra el tiempo, porque su padre se hacía cada vez más viejo y de pronto no alcanzaría, no a ver, porque se había ido quedando ciego gradualmente sino a experimentar lo que él consideraba su logro máximo y estaba inspirado precisamente en su padre, pintor que no veía y dedicado a él, que siempre le habló de los colores, las luminosidades, claroscuros y otras maravillas con que la pintura sorprendía a los ojos.

 

Primero estableció un lenguaje, mucho más que un simple almacén de palabras, relacionado con la pintura, donde estaban las descripciones de los colores, las combinaciones de estos, las texturas, las luces y las sombras; luego las técnicas de óleo, pastel, incluso las de carboncillo y lápiz de grafito, las de lápices de cera, el temple y un curioso apartado para los collages más variados.

 

Codificó el lenguaje convirtiéndolo en unos y en ceros y fabricó un lector que se podía pasar sobre la superficie de un cuadro  para “ver” colores, luces, texturas y la técnica empleada en su ejecución; un ingenio electrónico transforma los datos en una voz (de hombre o de mujer) que describía al terminar de recorrer la superficie y esperando unos segundos, lo que había “visto”.

 

Además le agregó un inmenso, interminable archivo de imágenes con las explicaciones detallas de los cuadros famosos de todas las escuelas de pintura y otro, muy pequeño, que guardaba imágenes y descripciones de los cuadros que su padre pintara.

 

 

Probó el ingenio de diferentes formas y lo sometió a cuanta opinión pudo, sin que el secreto saliera de control; por fin, en el cumpleaños noventa de su padre, lo sentó ante una consola, le puso un juego de audífonos que tenía micrófono y le dijo: “Di el nombre de un cuadro…, de cualquiera: no importan el pintor ni la época…”.

 

El viejo no dudó en decir de inmediato “Mi cuarto en Arlés” y luego de segundos una voz de mujer, en los audífonos, describió maravillosamente el cuadro, colores, y texturas, la técnica empleada, las medidas, el autor y el año en que fue ejecutado.

 

En la pantalla, que el padre no veía, estaba la pintura y parecía real;  el padre se enjugaba las lágrimas que no habían parado de salir desde que comprendió lo que estaba pasando: “¿Lloras? Le dijo el hijo  “Pensé que tu regalo de cumpleaños te alegraría mucho…

 

Sí, lloro porque nunca pensé que llegara este día: que cumpliera noventa y supiera que ahora ya me puedo morir porque mi oído ve”.

 

 

Imagen: http://www.upload.wikimedia.org

¡BLOGUEROS UNIDOS JAMÁS SERÁN VENCIDOS!


06risoterapia

Esto es lo que me gusta de los blogs y sus autores, porque gracias a amigos internáuticos que viven al otro lado del charco, puedo volver a publicar sin hacerme un lío ni ser licenciado en ingeniería electrónica con especialidad en informática, cursos de redes y específicamente sobre el apartado “Blogs”…

 

Apenas conseguí publicar la entrada “Parece que hay problemas…”,  ellos (ustedes, pues) respondieron solidarizándose y dándome consejos; me decían desde que no me desesperara hasta comentarme que eran una “nulidad electrónica” y me comprendían.

 

Franizquierdo me dio la solución simple de asociar dos teclas, copiar y pegar, lo que fue confirmado de inmediato por Alejandro Montero III y otros amables blogueros más, que por la premura en escribir omito nombrar.

 

La entrada que publiqué fue la que estaba destinada a hoy mismo y no pude “subir”, o sea que probé hacerlo siguiendo el consejoblog recibido y… ¡funcionó!; como le decía a mi esposa que espectaba mis afanes: “A los setenta años, hoy, he aprendido algo nuevo y se lo debo a quienes son amigos de tecla y pantalla”…

 

Puede parecer excesivo mi entusiasmo o un poquito ridículo hacer bulla por algo que en verdadparece tan sencillo; pero lo que sucede es que pocas veces -muy pocas-  alguien tan negado para la mecánica y la electrónica, con una motora fina que es más corriente que el plomo, producto de un infarto cerebral, puede solucionar algo que es como hacer que un conector de enchufe cuadrado, entre y quepa bien en un tomacorriente de agujeros redondos y el artefacto, al otro extremo del cable, funcione a la perfección…

 

¡Gracias por preocuparse, por alentarme, por desearme buena suerte, por solidarizarse y por ayudarme! ¡Gracias por hacerme sentir que de veras tengo una familia electrónica, que no conoce de fronteras!; no importa si creen que exagero, porque en realidad mi corazón está muy alegre y agradecido.

 

MANOLO ECHEGARAY (blog “manologo”).

SUEÑO “TECHIE”


REY AFRICANO

Es un rey que gobierna mediante Skype.

Él vive en Alemania y su país está en África. En Ghana, precisamente en el área de Hohoe. Las distancias no parecen importar cuando Togbe Ngoryifia Céphas Kosi Bansah se comunica con sus súbditos (y seguramente ellos con él). El rey que vive más allá del mar, tiene un taller de reparación de autos en Alemania, país al que fue como estudiante de intercambio y en el que decidió quedarse cuando se enamoró. Al morir su abuelo, el año 1987, lo coronaron rey en su natal Hohoe, dejando atrás y superando a su padre y hermano mayor, que eran zurdos, lo que era considerado un signo inequívoco de deshonestidad.

Este rey gobierna “electrónicamente” mediante Skype y llamadas telefónicas a unas 200,000 personas; lo que le robaron en Alemania, mientras él estaba fuera de su casa en una salida nocturna, supera la cifra de 15,000 libras esterlinas, siendo lo sustraído cuatro coronas de oro, sus joyas reales y varias cadenas de oro, que tienen un valor incalculable para su pueblo y familia, por ser legado de sus antepasados. El soberano tiene 66 años.

Todo un sueño tecnológico hecho realidad. Lo que muchos de nuestros dirigentes como parlamentarios, ministros y presidentes que usan el Twitter para decir lo que “piensan”, pelearse entre ellos, pontificar y soñar que así están gobernando y son “muy modernos” querrían hacer.

Bueno, que se vayan a alguna isla remota al medio del mar, con sus laptops y se conecten desde allí. Que gocen del sol y el mar que los rodea, mientras aquí el peruano común sigue con su camino esforzado para llegar a algo.

Es que son realidades distintas y esta es mucho más real que la otra.

 

Fuente: RPP Noticias.

 

 

VIVIENDO EN LA ÉPOCA DE LA CARRETA


RUEDA

Ya van dos artículos en el diario “La República” donde un columnista, bloguero e internauta notable por más señas, demuestra que el JNE, que debería entre otras cosas garantizar que las elecciones sean transparentes y confiables y se declara impotente de verificar las hojas de vida de todos los candidatos: es mucho, es sobrehumano, es imposible vive en un pasado remoto. Es cierto, en un país donde en muchas comisarías todavía se usa la máquina de escribir, chequear los datos de miles de aspirantes “a mano” (leyendo uno por uno), es una tarea diabólica, nigromántica, mágica.

Incluso se ha pedido el concurso y buena voluntad de la ciudadanía para las denuncias respectivas de encontrarse ilícitos. Es decir, dependemos de la “buena voluntad” y del azar para estas elecciones. Se alegará que no hay plata, la falta de personal y de tiempo, la inmensidad casi navegable de información por verificar…  Se pondrá el parche antes que salga el chupo; se pedirá disculpas por anticipado para seguir conduciendo la carreta al paso cansado de un caballo viejo mientras pasan, remolineando polvo, veloces automóviles.

¿Por qué el JNE y tantas otras instituciones no caminan al paso que debería caminar un Estado moderno?: por desconocimiento, es una respuesta; por desconfianza (hija del desconocimiento, ayuntado con la ignorancia) otra. ¿El resultado?: esto. Sin embargo hay soluciones que cuestan cincuenta centavos (el periódico)  y una llamada por teléfono: pero no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni sordo que el que finge no oír. Es un programa de computadora la solución en este caso.

¿Por qué a los que saben no los llaman, ni los escuchan o consultan? Ganaríamos todos y la carreta iría como decoración. ¿El caballo?: está viejo y merece jubilarse.

MIL PERDONES


Perdón (gato)

Debo pedir disculpas, porque ayer traté de subir un artículo que me pareció muy bueno y no salió sino el título en el blog, e incluso como si fuera un post mío. Pero WordPress cumpliendo lo que hace siempre, lo linkeó a FB y a Linkedin (el título nomás). Como vi que resultaban infructuosos mis esfuerzos, borré la entrada, pero a los que les llegó, les aparecía un mensaje diciendo (como debe ser) que no se encontraba el texto.

Un amigo me  avisó por correo que no podía ver mi blog y le respondí explicándole lo sucedido.

Anteayer cambié la apariencia de blog (“tema” le llaman) y no hice nada más, supongo que por temor a hacerlo mal o enredarme. Toda la mecánica sigue igual. Los cambios (lo ponía en mi post) son lo único permanente pero me gustan algunas cosas que parecen no hacerlo.

Escribo esto, porque como dicen “al mejor cazador se le va la paloma” y se podrán imaginar que como cazador soy un tremendo desastre; es decir ni la veo.

Hoy es viernes y para el blog cierro la semana, pero no quiero irme sin pedir disculpas y desear que lo pasen muy bien.