LA ASIÁTICA


Llegó de la consulta con el médico y le comentó a su esposa: “Dice que tengo la asiática… Ella se tapó la boca y la nariz con un pañuelo que tenía en la mano: “¿La gripe asiática?… Es bien contagiosa, ojalá no me la hayas pegado…”, farfulló.

No, dice que no es contagiosa, sólo un poco más molesta de lo corriente…”, le dijo el hombre, restándole importancia, “dice que provoca un dolor en la espalda, pero abajo y me dijo que era nervioso…”

O sea que ahora tienes una gripe que no solamente es extranjera, sino que es producto de tus nervios… ¡Un ocioso, eso es lo que eres…! Increpó furiosa la mujer.

Lo de ocioso, un poco…”, pensó él, después de meditar en silencio “Seguro que por eso me recetó caminar

“¿Y no te dio pastillas, o algo…?”, retrucó ella, bajando el pañuelo.

Me dijo que tome un Paracetamol, si me duele…”

El médico le había reaccionado rápido cuando él le contó: “¡Amigo, eso es la ciática …! Es producida por un nervio, que está hacia el final de la espalda y baja por la parte de atrás de casa pierna, hasta el pie……”

Imagen: https://corduscolombia.com

Anuncio publicitario