AVALANCHA


http://www.dreamstime.com/royalty-free-stock-photo-cartoon-man-avalanche-to-be-hit-falling-rock-image41195805

Soy redactor publicitario, es un lunes cualquiera y encima de mi escritorio empiezan a amontonarse los sobres de las órdenes de trabajo, que contienen el material informativo necesario para cada encargo por hace …

Es una verdadera avalancha, típica de un lunes, antes de media mañana y me doy cuenta que me espera mucho por leer y por escribir, sobre diversos temas, para comerciales de radio o televisión, para avisos de periódico, alguna campaña completa … Y eso es solamente el principio, porque con el paso de los días, el número de órdenes irá aumentando y tendré que trabajar lo más rápido que pueda, para cumplir con las fechas marcadas. Es bueno estar en una agencia que tiene éxito, pero …

Esto no es ficción y seguramente les sucede a muchos: gran cantidad de cosas por hacer, variedad de temas y poco tiempo … Suele ser la vida de trabajo, “rutinaria”, de un redactor …

El asunto es no atolondrarse y abordar cada caso, uno por uno, enterándose bien de lo que trata, de la información que se adjunta, leyéndola y marcando aquello que es necesario profundizar; hay que preguntar al cliente, hacerlo directamente o por medio del ejecutivo de cuentas …

Lo mejor es elegir luego lo que parezca más sencillo e ir avanzando en complejidad; recomendable, dejar el material para el comercial o los comerciales de la tele, porque un guion siempre es algo complejo de construir …

Leer, informarse, escribir, cambiar de temas, de formato del medio … Parece eso, una avalancha, que nos cae encima, pero de la que se espera –y debemos- salir indemnes y triunfantes.

Aunque parezca que exagero, reto a cualquier redactor de agencia a que me desmienta y diga que “agrando” las cosas, para “victimizarme” …

Publicado originalmente en «mentemochilera.blogspot.com«

Imagen: https://es.dreamstime.com

Anuncio publicitario

GOTA DE AGUA EN EL MAR, GRANO DE ARENA EN LA PLAYA…


Pensando, no solamente me siento así, sino que soy eso. Un punto dentro del cuadro gigantesco de la Tierra …

Sin embargo, un dolor a la pierna, la preocupación por el dinero que falta, el frío que hace por las tardes y las noches, el encontrar sobre lo qué escribir, aparecen como “problemas” personales, que creo son importantes para mí y tal vez para alguien cercano …

Sin embargo, basta con salir un instante de esa “burbuja” individual, para darse cuenta que la realidad no se soluciona con un analgésico, algo de dinero o con un cambio positivo en el clima ….

La guerra en Ucrania, el hambre en muchos países de África, el caos descendente en que vive el Perú, el mortal cambio climático, la pandemia y sus millones de muertos … Es esa realidad “macro”, grande, inmensa, que está alrededor de mi burbuja personal, convirtiéndola en nada y haciéndome ver que mis “preocupaciones” son verdaderas naderías y no es que me consuele porque “otros” están en peores condiciones, sino que me doy cuenta que muchas personas en el mundo, son como yo: granos de arena, gotas de agua, átomos vagabundos en medio del Universo …

Y pienso que mi egoísmo hace que solamente centre la mirada e interés en mí, lo que impide ver o percibir aquello que sucede a mi alrededor y que es verdaderamente importante; mucho más que un dolor de pierna o la preocupación por el tema del siguiente texto, porque de pronto ya no habrá más: ni más dolores, preocupaciones, ni más nada …

Lo importante es lo que sucede alrededor: el agua que moja los granos de arena de la playa, el mar que está formado por miríadas de gotas de agua, en el que la vida va nadando rápida o perezosamente, se reproduce y crece, que moja los granos de arena de la playa …

Hay que decidirse a mirar. A sabiendas que somos gota de agua o granito de arena; tratar de olvidarnos por un momento de nosotros mismos y asomarnos al exterior de la burbuja cómoda, para ver que estamos en el mar o en la playa, de una realidad que hemos ignorado por tanto tiempo. Casi diría, que desde siempre …

Imagen: https://www.publico.es/psicologia-y-mente