EL RETORNO DE LOS CAVERNARIOS


Una sombra parece cernirse sobre el mundo y es la que proyectan los cavernarios al salir de sus cubiles. Están emergiendo por todas partes, hablan diferentes idiomas, pero se entienden por señas (que es el lenguaje común de estos pre-primates) y empuñan piedras para atacar …

Son la regurgitación de un pasado abyecto y caminan a trompicones, enmierdándolo todo a su paso. Emiten sonidos guturales y los une haber sido habitantes de un ayer en que las pieles de animales eran vestimenta y el fuego no se conocía …

Han regresado estos cavernarios y se sienten dueños de lo que les rodea. Odian el presente y todo lo que tenga que ver con él, porque sus mentes obtusas no lo entienden y prefieren quedarse al abrigo de la ignorancia, las cavernas, las pieles y las piedras. Podemos verlos en manadas o en pequeños grupos que se ponen nombres estrambóticos o encubridores y usan símbolos prestados, porque ni originales son; así, van husmeando en busca de sangre fresca, que les sirva como golosina y alimento …

¿Los cavernarios regresaron? En realidad, nunca se fueron, pero ahora, envalentonados, son visibles y por desgracia, notorios …

Lo mejor será no hacerles caso o espantarlos para que regresen a sus cuevas, de donde nunca debieron salir …

Imagen: https://thumbs.dreamstime.com

Anuncio publicitario