EL AÑO DEL AGOTAMIENTO


Este podría ser el “motto” oficial peruano del año 2,022, el de este año que todavía no acaba porque solamente va por la mitad, y que sin embargo tiene el aspecto de un decenio de años desgraciados …

La pandemia, el encierro que ha dejado secuelas imprevisibles para el futuro; el caos nacional, creado por un Ejecutivo inepto, indolente y ocupado en intereses subalternos; por una clase política deleznable y por un Legislativo de vergüenza, que da leyes en su propio beneficio, anula aquellas que funcionaban bien y representa a intereses privados, informales y corruptos …

Todo, más una guerra, no por lejana menos amenazante, que nos predice hambre y carestía, se junta para agotar al ciudadano, para desconcertarlo, para producir esa anomia que es la ausencia de las normas sociales y se traduce en indiferencia, desesperanza, en una rabia que se transforma en resignación y conformismo letal …

Este es el año del agotamiento, que ojalá sea también el del agotamiento de la paciencia ciudadana, el de la reacción, el de no dejar que nos pisen el poncho, el de volver a ser un país y no un botín.

Imagen: https://christianmendoza33.wordpress.com