EL DESPARAMPAMPÍNGULIS


Con el perdón de don Guido Monteverde, autor de la recordada columna: “Antipasto Gagá” del diario “Última Hora” (y del que aprendí –leyéndolo- la palabra) por usarla para el título y sobre todo por cambiarle el sentido, porque si no me equivoco, significa algo así como extraordinario, sumo, el “no va más” de algo… Ya el 23 de setiembre del 2016, en este mismo blog, usé la palabreja como título de un artículo y en “Código” también publiqué algo con ese título, hace bastante tiempo. Ambos artículos diferían en contenido, pero la sonoridad de la palabra me sigue fascinando…

Bueno pues, el Perú de hoy es un “desparampampíngulis”, el “no va más” del desmadre, del despelote. Es un “saco de gatos”, un “todos contra todos” que no sé si es algo que resulta difícil de entender, es la pintura de El Bosco, “La nave de los locos”, salida de su marco y hecha realidad, o qué sé yo…

Es que creo que estamos siendo testigos asombrados de la materialización de una película de cuarta, con actores de quinta y bonitos paisajes que, si uno se fija bien, están llenos de basura; el Perú, mi país, es una especie de pesadilla de la que se quisiera salir y no se puede, porque todas las puertas están cerradas y no hay ventana alguna…

¿Qué hacer?, me pregunto, como estoy seguro que se preguntan muchos ¿Será tal vez que la pandemia nos acojudó de tal manera a todos, que no vemos salida y la protesta tiene flojera de gritar su descontento…?

No lo sé, pero quisiera despertar en el Perú de hace años, bastante más amable y nada “peleonero”; no perfecto, es verdad, pero no TAN desastre, tan ruina, tan escombro, tan detritus, tan feble… ¡Tan desesperanzado!

Imagen: https://lamenteesmaravillosa.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.