PATETA


Según la RAE, es el príncipe de los ángeles rebelados, también llamado Diablo, Satanás, Satán, Demonio (no cualquiera, sino EL DEMONIO). Se le suele representar con cuernos puntiagudos, barba tipo perilla que termina en punta, bigotes aguzados, ojos llameantes, íntegramente de color rojo o negro, con una cola larga y cubierto por una capa negra, de cuello alto …

Es el nombre en portugués de un personaje de cómic, creado por Walt Disney, que en español se llama Tribilín o que es Goofy, en inglés …

En ilustraciones antiguas, Satanás o el diablo, era visto como un macho cabrío, algo “humanizado”, parado en las patas traseras y con una expresión libidinosa.

También se le suele llamar Mefistófeles o Mefisto, aunque este es un demonio del folklore alemán – no EL demonio- que sirve a Satanás, como un subordinado, recolectando almas …

El maligno, es otro de sus apelativos y el nombre cambiará con cada idioma, pero siempre es el equivalente al MAL, pudiendo adoptar formas de animal, como las de un gato o un perro (generalmente de color negro), o la de un ser humano obsequioso, zalamero, probablemente poderoso, tentador … El “Pateta” (Tribilín) de Disney es más bien bobo, ingenuo y buenote. Curiosamente es un perro humanizado …

No trato de extenderme más que unas líneas acerca del personaje, que está presente en todo lugar donde existan seres humanos (hasta en cómics está) sobre el planeta. El Mal, siempre estará ahí, con su antagonista el Bien y viceversa.

Imagen: https://www.mundoprimaria.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.