ALQUIMIA


Había leído todo lo que pudo sobre la alquimia, la piedra filosofal y la transmutación. Creía saber algunas cosas que la gente común no sabía y se sentía superior, una especie de mago era lo que se sentía, capaz de convertir cualquier metal en oro y hacerse rico.

Lo pensaba seriamente, pero le daba flojera conseguir lo necesario y empezar con los experimentos que le darían fama y dinero. Cada día, ocurría algo que, según él, le obligaba a posponer el inicio de su carrera como alquimista, aunque, pensaba, ya lo era, porque poseía la información; lo único que le faltaba era la parte práctica.

Y eso era lo que posponía, pero ya era, teóricamente, estaba seguro, un alquimista. Lo que nunca dijo a nadie y prefirió olvidar, es que lo habían jalado en el curso de química.

Imagen: https://curiosidades.fun

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.