VI UN OVNI


Va a parecer una de esas historias que se cuentan para darse importancia, sobre todo porque ahora el tema de los Objetos Voladores No Identificados, se pone de moda, principalmente porque parece que el senado gringo lo está tomando en serio, como un asunto de seguridad nacional y considera que las fuerzas armadas del país guardan secretos al respecto…

Lo que me sucedió, fue ver en medio de la noche, un punto luminoso, brillante, bastante grande, desplazándose por el cielo… Estábamos recogiendo las cosas, en Pucallpa, en la selva peruana, bastante lejos de la ciudad del mismo nombre, porque ya no podíamos continuar filmando las escenas que después formarían parte de un comercial para la cerveza “San Juan” …

Con Alfonso, amigo, dueño de la productora de televisión y camarógrafo, conversábamos sobre las incidencias de un día largo y caluroso de trabajo, bajo un cielo azul lindísimo, en medio de un verde violento, árboles y hierba alta, cuando –como contaba- vimos (Alfonso me señaló al cielo) esta luz brillante que cruzaba lenta, a mucha altura, por encima de nuestras cabezas…

Lo primero que pensé es en un avión, pero era más grande que lo que podría ser una luz de posición, era solamente una, no destellaba y era totalmente blanca. Tampoco podía ser una luciérnaga, por el tamaño y los “drones” no soñaban con aparecer sobre la tierra.

Nos quedamos intrigados, un poquito acojudados, lo confieso, pero los pequeños ajetreos de enrollar cables  y guardar cámara, lentes y chucherías varias de la filmación, nos distrajeron y no se habló más del tema.

Tiempo después rememoraríamos el hecho con Alfonso y lo dejaríamos ahí, porque de pronto nos creían locos, bobos o alucinados, pero que vimos lo que vimos… ¡Vimos! ¡Y éramos dos!

Como dicen, son cosas del Orinoco, que tú no sabes, ni yo tampoco…

Lo dejo ahí.

Imagen: Con Alfonso, descanso de filmación en Pucallpa

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.