DIRECTOR CREATIVO


En una agencia de publicidad, el director creativo es el responsable del producto que la empresa ofrece a sus clientes y cuando los integrantes del equipo creativo son varios o son muchos, su papel será como el del director de una orquesta, sea de cámara o sinfónica; se trata de que, conociendo la partitura, todos los instrumentos suenen en el momento indicado (lo bien que suenen dependerá del ejecutante) y de modo que ofrezcan una melodía armónica y no sea ruido el que se escuche …

Aunque el director de la orquesta sepa tocar a la perfección algún instrumento (que en el caso del director creativo será el dominio de la escritura, el dibujo o el diseño), no es algo imprescindible, pero sí es importantísimo, necesario y vital, que sepa música, leerla y transmitir con sus movimientos lo que esta debe expresas en cada momento y marcar el “tempo”, indicar cuándo debe tocar cada instrumento o grupo de ellos y cuando deben parar. Tendrá la música “en su cabeza” y logrará que toda la orquesta no solo suene bien, sino que interprete correctamente la pieza musical …

El director creativo de una agencia de publicidad, trabaja con un grupo de personas y cada una de estas es diferente; son especialistas, profesionales, en alguna actividad ligada a la creación o a la producción de esta misma creación. Es un grupo heterogéneo y cada uno tiene su propio modo de ver las cosas. En este pluralismo de labores, de modos de ver las cosas y opiniones, está la riqueza del departamento creativo.

El director ha de saber “manejar” a esas diferentes personalidades profesionales y lograr que todos vayan en una dirección correcta, respetando los pareceres de cada uno, pero consiguiendo que armonicen …

No es fácil ser director creativo. No se trata de hacer lindos dibujitos o bellos textos. Hay que conseguir lo mejor, creativamente hablando, de un grupo de profesionales que ejecuta cada uno un “instrumento musical” diferente. Tienen que sonar bien como grupo, producir “música” que sea agradable al oído y que motive …

Si alguien dijo que el director creativo “no hace nada”, piense en una orquesta sin director y se dará cuenta que, sin este, o con un incapaz en ese puesto, todo se desordena, cada uno va por su lado y el resultado es caóticamente desastroso. Igualito que en publicidad.

Manolo Echegaray.

Imagen: https://m.facebook.com

Publicado en el blog: «mentemochilera.blogspot.com«