¿SIGUE LA HUE….?


Parece ser que continúa este desbarajuste, digo, o tal vez sea la hueveada (o la intención de huevear) que para no ser “ordinarios”, llamaremos “tomadura de pelo” …

Otra vez, por enésima vez; en esta ocasión es a Lima, Callao y a sus ciudadanos, ojo: CIUDADANOS (esos que son la quinta rueda del coche); y es que ahora en ministro de transportes y comunicaciones, señor Silva, en reunión con los “transportistas” habría mandado al cacho, al cuerno, al diablo, o a donde quieran, a las jefas (dos mujeres) de la AATU (Autoridad del Transporte Urbano) y la SUTRANS (Supervisora de Transportes y Carga) …

O sea que ante la huelga anunciada de los transportistas, se les ofrece como solución descabezar a las dos instituciones oficiales encargadas de ordenar y hacer viable algo que en nuestra ciudad es un caos, una desgracia, una especie de selva con su propia, la del más fuerte, que es la del que tiene “la sartén por el mango” y hace lo que le da la gana; los “transportistas”, los de las “combis asesinas”, los criminales con cuatro ruedas -a veces con brevete-, coleccionistas de faltas de tránsito e “intocables” …

Ahora, se va a “reorganizar” ambas instituciones, justo a las que estaban ordenando algo que toda ciudad medianamente grande, en un país civilizado, ofrece a sus ciudadanos de manera lógica y conveniente para ellos; es decir, seguramente se nombrará a quien los “transportistas” quieran, porque se trata de “evitar problemas” (para el gobierno) …

El asunto sigue y se continúa no solamente “metiendo la pata” (es de esperar que no sea la mano), sino perjudicando a los ciudadanos, que por supuesto, ven aterrados como la “improvisación” maliciosa se enseñorea …

Esto es lo que hay.

Imagen: https://es.dreamstime.com

SÁNCHEZ CARRIÓN 173


Barranco, la casa de mi amigo Carlos, que hoy está de cumpleaños … Algo que parece insignificante como una dirección, se graba en la memoria y a pesar del paso largo de los años, es como un pequeño faro, cuya luz orienta nuestra barca en el mar agitado de los recuerdos …

Hoy, es cumpleaños de uno de los “Cuatro de Barranco”, esos inseparables que empezamos nuestra amistad a los cinco años y que continúa, sólida, a pesar de tiempo y de distancias.

La casa de Carlos era grande, y para entrar “de diario” se pasaba por un “zaguán” o pasillo largo, que desembocaba en un patio, si la memoria no me falla, y estoy viendo el comedor, las habitaciones y a doña Alicia y a don Humberto, los papás de Carlos; sé que en un momento estaré viendo a sus hermanos Zoila y Pepe (a María Alicia la voy a ver más tarde, porque ella nació después) … También están allí los abuelos, Don Pedro y …, aquí me falla la memoria y no puedo recordar el nombre de la abuela, pero la estoy viendo, con sus pastillas para la tos, de mentol-bórax …

Veo también los maceteros de madera – ¿tal vez pintados de verde?- con macetas y helechos y a nosotros (quizás no el mismo día, pero los recuerdos se unen y tejen una especie de manta abrigadora) preparando, en el patio, lo que será una “presentación”, donde cantaremos, haciendo fonomímica, canciones de la zarzuela “La Gran Vía” de Chueca, Valverde y Pérez. Tomaremos un “lonche” memorable, contaremos cosas, reiremos y después, continuaremos conversando y envidiando el gorro de Daniel Boone (en auténtica piel peluda, con cola y todo), que la tía Rosita le ha enviado o traído a Carlos, desde Estados Unidos …

Todo ha transcurrido en un momento, ahora, como si fuera una película fantástica, “como si fuera ayer” y es que el tiempo pasado vuelve, cuando el cariño es grande y los amigos buenos …

¡Feliz día, querido barranquino!

Imagen: con Carlos, Ministro de Justicia.