EL PIANO


Era un piano vertical, de color negro, que tenía encima, sobre la tapa, un montón de viejas partituras y polvo, mucho polvo, que había ido acumulándose con el tiempo …

A pesar de no tener tapa, en el teclado no se notaba el polvo y las teclas blancas, un poco amarillentas, parecían los dientes de una sonrisa, punteada por las teclas negras …

El local estaba vacío –salvo por el piano- y cerrado desde hacía años, pero las habladurías y rumores, decían que a veces, por las noches, los vecinos escuchaban como si alguien estuviera tocando el piano en el antiguo burdel.

Imagen: https://sp.depositphotos.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.