RODODENDRO


El niño oyó la palabra “rododendro” y de inmediato pensó en un ratón grandazo, con un par de incisivos de dibujo animado, sonrisa ladina y con ojitos negros …

Así se llamará el ratón para la tarea que me dejaron en el cole, sobre el personaje que prefiero, del reino animal …”, dijo para sus adentros, después de pegar en su cuaderno el dibujo que encontró, mientras le hacía con cuidado, usando una regla, el marquito rectangular para que su trabajo escolar se viera bien bonito …

Ya en la clase, fueron presentando uno a uno sus trabajos a la maestra y cuando le tocó su turno, orgulloso, mostró su personaje; la maestra lo miró, hizo un mohín y le preguntó: “¿Por qué le pusiste el nombre al ratón de una especie del reino vegetal, de un arbusto…?”, mientras tachaba el nombre; el niño se la quedó mirando y no supo que responder, porque pensó que mejor hubiera puesto que se llamaba ratón, nomás.

Imagen: https://www.alamy.es