EL ÚLTIMO CUPLÉ


Cantaba canciones antiguas y recorría bares, cafeterías y restaurantes, para con las propinas que recibía, poder comer y dormir en algún sitio; había sedo mujer de trapío, vistosa y con buena voz, esa que llenaba teatros y tenía amantes que hacían cola a la puerta de su camerino. Pero el tiempo pasó, los teatros dieron paso a los cines, llegaron los televisores y la gente prefirió quedarse en sus casas, antes que pagar una entrada para oírla cantar …

Una noche, en un bar, perdido entre las calles silenciosas, cantaba “El último cuplé”, tratando de copiar a Sarita Montiel, cuando a media canción, un disparo sonó, calló la voz y el amante rechazado, ya viejo, se fue rengueando por la calle vacía, guardando la pistola en el bolsillo …

Imagen: https://www.abc.es

Publicado en: masticadoresvenezuelacolombia.wordpress.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.