PALABRAS, PALABRITAS, PALABREJAS… ¡SSHHH…!


Me da la impresión que hasta ahora, lo del señor Castillo, presidente constitucional del Perú, son solamente palabras. Bonitas palabras, arengas o desafíos palabristas, emocionantes palabras, pero puras palabras y un silencio sospechoso que habla por sí solo.

Habla sin llegar a nada concreto y calla con un silencio largo que parece estar lleno de dudas, de retrocesos imperdonables y de errores tapados a la mala…

No se gobierna con palabras, las que, según el dicho, “se las lleva el viento” …. Y el congreso responde con palabras, con bravatas, con gritos…

Pareciera que estamos en el reino de las palabras, en un va y viene de sonidos que son o no escuchados y a nadie parecen importarle; mientras tanto, la mayoría del país, ese “pueblo” tantas veces mentado, espera… ¿Hasta cuándo?

¿Dirá algo notable e importante en México y USA…?

Imagen: http://www.semana.com