EN BUSCA DE LA PAZ


Toda su vida fue una pelea constante.

Peleó contra la situación, contra un presente maligno y anticipándose a un futuro que avizoraba negativo …

Sentía que era una lucha sin final, porque cuando creía conseguir una pausa, se daba cuenta de inmediato de que era solamente el tránsito a hacia un escalón más de esa bajada mareante y al parecer interminable…

Como suele sucederles a quienes pelean, lo que ansiaba era la paz, la tranquilidad, el que nada ni nadie interviniera sus horas, molestándole con pequeñas o grandes cosas…

Un día encontró verdaderamente lo que había buscado porque se murió y entonces, descansó en paz. En lo que comúnmente se llama “la paz del cementerio”.

Imagen: https://www.ustedpregunta.com