SOÑAR QUE SOÑABA


Decidió descansar y se sentó a la sombra de un árbol, apoyado en el tronco. Se quedó dormido y soñó que soñaba y en su sueño soñado, vio a lo lejos un brillo, que parecía atraerlo; fue caminando hacia él en su sueño; pero no caminaba, sino más bien se deslizaba sin esfuerzo, acercándose cada vez más, hasta que el resplandor lo deslumbró…

Parpadeando, trató de fijar la vista, para descubrir qué era lo que brillaba y le atraía, hasta que pudo distinguir una esfera como de vidrio y dentro, a él mismo, que sentado bajo un árbol, dormía…

Se acercó curioso y con cautela, para ver, pero en ese momento, la esfera demostró ser de jabón, e hizo “¡plop!”; desapareció él, que dormía bajo un árbol y despertó asustado, e instintivamente se tocó, para comprobar que ya no estaba soñando. Era de tarde, casi noche, se levantó lentamente, desperezándose y sin entender como era que había soñado que soñaba…

Imagen: http://www.alamy.es