“LA ÚLTIMA CHUPADA DEL MANGO”


La única Coca-Cola en el desierto o el último huevo duro en la canasta del pic-nic… ¡El “no va más”!… Pareciera que eso se cree la señora Alva, presidenta del congreso…

  • Primero, recién inauguradita, no recibió al – hasta entonces- presidente de la república, Francisco Sagasti, desairándolo y dejándolo en la calle, enviando a un subalterno hasta la puerta, para recoger la banda presidencial que tradicionalmente a él le tocaba entregar y colocar a su sucesor (al de él, claro) …

En segundo, e infortunado lugar, la señora Alva lucía una banda presidencial hecha a su medida, con la que se hizo fotografiar en su despacho y fue ELLA, la que le colocó la banda presidencial a Pedro Castillo…

Para abreviar, su “su tercer acto”, por numerarlos, aunque estoy seguro que entre su “auto designación presidéntica” y este, hay muchos más, está lo sucedido últimamente en el congreso con la visita del presidente Castillo, que terminó con un gesto con la mano, de la señora Alva, que, al parecer ante algo que el señor Castillo quería decirle , hizo con la mano algo así como “no”, “basta” o “es suficiente” …

Resumiendo, digamos que la señora es una persona evidentemente malcriada y yo, que fui amigo de su papá, lamentablemente hoy fallecido, no puedo creer que ella sea así, porque Miguel pudo engreírla, seguramente, pero no maleducarla…

Imagen: sp.depositphotos.com