UN LENTO APOCALIPSIS: LLUVIAS, FUEGO, ARMAS, VIRUS, MUERTE…


Cada vez a mayor velocidad, el apocalipsis avanza sobre nuestro planeta, y el ser humano es tan estúpido, que resulta ser el actor principal de esta tragedia, la incentiva y parece seguir tan tranquilo, porque “no se da cuenta” …

Produce más petróleo, para quemarlo en los altares de la destrucción, el plástico invade los mares, ahogando la vida y la basura ennegrece, emporcando, la cumbre nevada más alta de la Tierra…

El cambio climático se combina con la pandemia, y la muerte avanza, implacable, cosechando el trigo negro de los incendios, de lluvias imparables, de los bosques quemados y casas calcinadas, de hombres sin abrigo; de las cifras astronómicas y frías en las que se convierten los seres humanos, de la basura que se sigue acumulando y por si no bastara este apocalipsis en la Tierra, a cada instante, la “basura espacial”, la “militarización del espacio exterior” y “la conquista espacial” humana, de nosotros, ínfimas criaturas, pone en peligro al Cosmos…

¿Es que somos asesinos, suicidas e imbéciles…?