EL ÚLTIMO RECURSO


Gregory siempre quiso estar solo, pero nunca lo estuvo y tal vez por eso urdió un plan que le tomaría mucho tiempo, pero si conseguía realizarlo, lograría al fin lo que tanto quería…

Lo primero que hizo fue estudiar ingeniería y se especializó en la rama de astronáutica; terminó sus estudios, y pasado un tiempo, se presentó para cubrir un puesto en la NASA; allí después de algunos años logró ser considerado para recibir entrenamiento y ser astronauta…

Su plan se desarrollaba lento, pero seguro, y la meta se iba acercando cada vez más, lo que le continuaba dando fuerza interior y le ayudaba a superar cualquier escollo…

Por fin, un día, le escogieron como participante en una misión, que incluía salir de la nave y realizar la llamada “caminata espacial” …

Todo sucedió como estaba previsto para la NASA, salvo que no contaba con el secreto deseo del astronauta Gregory, que, en efecto, salió de la nave, dio unos desmañados pasos en el vacío, flotando en realidad, sonriendo, detrás del plexiglás transparente de su casco y de un tirón, siempre sonriendo, quedó flotando libre en el espacio, por fin solo. Solo para siempre. Solo para toda la eternidad…

Imagen: freepik.com