IDENTIDAD


No era pato, no era castor, tampoco era nutria, ponía huevos… En realidad, no se identificaba con nadie, le gustaba andar por el agua, tenía el cuerpo cubierto de pelos y encima le pusieron monotrema…

El ornitorrinco estaba realmente confundido y mirarse en los charcos de agua, solamente lo confundía más…

Imagen: es.dreamstime.com