APÁTICO, ANTIPÁTICO, SIMPÁTICO, EMPÁTICO, HEPÁTICO…


Indiferente, odioso, agradable, comprensivo, “higadito” …

Todos “pás”, todos “ticos” (¿costarricenses?)  y… ¡Todos diferentes!

Maravillas del idioma, al que usamos tan mal, cuando hablamos o escribimos, tratando al diamante como si fuera un vidrio cualquiera…

¿Cómo vamos a respetar al otro, si ni siquiera respetamos a nuestro propio idioma…?

Imagen: bazarfreak.com

Publicado en el blog masticadoresvenezuelacolombia.wordpress.com

¿ALEA, JACTA EST…?


Lo menos que se puede decir, es que no resulta muy auspicioso…

El Presidente del Consejo de Ministros, electo y juramentado, señor Bellido, tiene abierta una investigación por apología del terrorismo, los aparentemente designados como ministros de Economía y Justicia, no habrían aceptado, no juraron y los dos ministerios no tienen ministro…

César Hildebrandt, respetado periodista peruano, opina…

BICENTENARIO


La palabra que hace de título, quiere decir “dos veces centenario” o “de doscientos años” y es usada profusamente en el Perú, cada vez más, sobre todo cuando hoy, 28 de julio del 2021, se celebra el Bicentenario de la Independencia Nacional.

Llegamos, como país independiente, aunque no figuremos entre los once primeros en serlo, según dice este cuadro: 

PaísFechaHecho
Japón11 de Febrero  del 690Ascenso del Emperador Jimu
FranciaAgosto de 843Unificación en el Tratado de Verdun
Suiza20 de Agosto  de 1000Separación del Sacro Imperio Romano
España1479Reunificación de los Reinos Católicos, expulsión de los moros.
Suecia6 de junio de 1523Fin del Reino de Kalmas, inicio monarquía de los Vassa
Portugal1 de diciembre de 1640Independencia de la unión Ibérica
Estados Unidos[A1] 4 de julio de 1776Declaración del independencia de Inglaterra
Haití1 de enero de 1804Declaración de independencia de Francia
Chile12 de febrero  de 1810Declaración de independencia de España
Colombia20 de julio de 1810Declaración de independencia de España
México16 de septiembre de 1810Grito de Dolores, separación de España

 Definitivamente, somos un país joven y aunque la cifra nos parezca grande, hay que reconocer que aún estamos en construcción y que la efeméride que hoy conmemoramos, debido a las circunstancias, no da para muchos festejos…

Entre la pandemia, el descalabro económico, “la cuestión política”, la terrible polarización nacional fruto de lo anterior, la pesada herencia de corrupción y el desaliento general, arribamos a este 28 de julio, exhaustos, divididos, desconfiados, profundamente egoístas y con la esperanza a media asta, en señal de duelo…

Miramos en el espejo del Tiempo, y vemos que la imagen refleja a un ser que parece decrépito, con la mirada triste, huidiza, sin ninguna alegría y con tanto por reparar, como para acordarse de la frase del inmortal Vallejo, “Hay, hermanos, muchísimo qué hacer” …

Dejemos de mirar lo que es pasado y pongamos las manos a la obra, pero antes, abracemos al otro, abracémonos todos y dejemos que ese hermoso río del perdón, la comprensión y el optimismo nos recorra, empapando nuestros días futuros, para que divisemos en el cielo, las aves rojiblancas que vio el Libertador, formando la bandera de la Patria, Patria que somos todos, porque todos, somos iguales y peruanos.

¡Feliz 28!

Imagen: wikipedia


 [A1]

EL RETO NUESTRO DE CADA DÍA…


Hace algún tiempo, me propuse un reto, como creo que sucede con todos: Escribir cada día (siete días por semana) y publicar lo escrito en mi blog, dejando a los sufridos lectores, respirar el día domingo…

Trato de hacerlo, dándome “vacaciones” cada cierto tiempo, para “recargar baterías”, pensar sin urgencias, escribir si me provoca, además de “guardar un “silencio blógico” para que quienes me leen, “tomen vacaciones” de mí…

No es fácil cumplir un reto y en hacerlo y ser constante, está precisamente el mérito, si es que tiene alguno…

Encontrar algo sobre lo que escribir, interesante o por lo menos “legible” para otros, toma su tiempo, aunque uno esté habituado a hacerlo, porque, en primer lugar, significa no repetirse, o por lo menos, encontrar diferentes ángulos para tratar un mismo tema. Puestos a la tarea, a veces el título que se propone, marca la pauta, u otras veces se escribe sin título y esta aparece después de una o dos revisiones del texto…

Diría que es una especie de azar, donde lo único cierto, es la voluntad de escribir y lo demás, “Se os dará por añadidura” (San Mateo 6, 24-34, refiriéndose al Reino de Dios) …

La escritura fluye, impregnada de asombro, rabia, curiosidad, mordacidad… A veces, usando “sobreentendidos”, pequeños guiños cómplices y lo que se dedica, en especial, para que quienes lean “entre líneas”, interpreten…

Escribir no es algo automático, sino provocado, querido, deseado y llevado a cabo, con la satisfacción de cumplir el reto, hacer lo que nos gusta y la alegría de saber que alguien nos está leyendo…

Este es el premio invalorable delreto… ¡Mil gracias por estar ahí!

Imagen: https://www.yunbitsoftware.com

SOMOS DE UNA VIDA CORTA…


Al lado de algunas tortugas más que centenarias y de los millones de años luz que separan a la Tierra de la galaxia más cercana, somos, como se decía cuando yo era niño, “Un chancay de a medio…” (“chancay” es un pan dulce y “medio” se refiere a cinco centavos de sol, moneda que ya no existe, y que siempre tuvo un valor ínfimo) … Por más longevos que nos sintamos, nuestro paso por esta existencia es breve, muy breve, como para desperdiciarlo en rencillas, venganzas o tonterías…

El tiempo que nos ha sido dado, aprovechémoslo, porque en verdad es corto y entre dormir o comer, se pasa volando…; tanto, que cuando de pronto, sin darnos cuenta, estaremos mirando crecer las florecitas, pero desde abajo…

¡Tempus fugit!

Imagen: laprensa.peru.com

UN LENTO APOCALIPSIS: LLUVIAS, FUEGO, ARMAS, VIRUS, MUERTE…


Cada vez a mayor velocidad, el apocalipsis avanza sobre nuestro planeta, y el ser humano es tan estúpido, que resulta ser el actor principal de esta tragedia, la incentiva y parece seguir tan tranquilo, porque “no se da cuenta” …

Produce más petróleo, para quemarlo en los altares de la destrucción, el plástico invade los mares, ahogando la vida y la basura ennegrece, emporcando, la cumbre nevada más alta de la Tierra…

El cambio climático se combina con la pandemia, y la muerte avanza, implacable, cosechando el trigo negro de los incendios, de lluvias imparables, de los bosques quemados y casas calcinadas, de hombres sin abrigo; de las cifras astronómicas y frías en las que se convierten los seres humanos, de la basura que se sigue acumulando y por si no bastara este apocalipsis en la Tierra, a cada instante, la “basura espacial”, la “militarización del espacio exterior” y “la conquista espacial” humana, de nosotros, ínfimas criaturas, pone en peligro al Cosmos…

¿Es que somos asesinos, suicidas e imbéciles…?