BILLETERA MATA GALÁN


Le decían “Don Juan del barrio”.

No tenía un céntimo, pero sí una “labia” de proporciones, un “floreo” consumado, que enamoraba a cuanta chica o madurita se le cruzara y “por deporte”, no desdeñaba a las mayores, que, arrobadas por su palabreo, sonreían y se sentían jóvenes nuevamente…

Aceptaba gustoso “invitaciones”, que le servían para comer, tomar algún trago y conseguir sexo, “sin tener que pagar nada”, como comentaba entre los amigos que se reunían todas las tardes en la tienda de la esquina, para recibirlo, perfumado y sonriente, de vuelta de alguna de sus “aventuras” …

Una tarde no llegó y no regresó, ocasionando que los amigos, intrigados, se pusieran a averiguar por su paradero y qué había sido de él. Los rumores de su muerte a manos de un marido engañado, crecieron y fueron tomando ese cuerpo que los rumores adquieren, con el tiempo y la repetición.

Finalmente se enteraron del matrimonio de su “don Juan del barrio”, con doña Etelvina, la vieja millonaria de la casota verde, la de frente al parque.

A “Don Juan” (que en realidad se llamaba Cirilo), lo liquidó la billetera de doña Etel, que resultó más contundente que cualquier piropo que a Cirilo se le hubiera ocurrido…

La billetera mató al galán, porque este se suicidó.

Imagen: lacasadeljabonero.blogspot.com

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s