TRISTEZA Y ALEGRÍA


Palabras contrapuestas.

Sentimientos que se mezclan…

De pronto, uno siente que la Esperanza está rascando la puerta, como un gato cariñoso, para que le abran…

Por la puerta, ahora, entra una bocanada de vida.

Gracias, Esperanza…

Imagen: http://www.comunidad.madrid