EL TREN DE LAS CINCO


Todos los días iba a la estación, después de comprar un ramito de violetas…

En la estación, esperaba al tren de las cinco, que llegaría con ella, que se sorprendería al verlo, sonreiría, dejaría el maletín en el suelo y correría hacia él, se abrazarían y él le daría las violetas…

El tren se demoraba… El tren de las cinco no llegaba.

Él esperaba nervioso por la demora…

Al final, dejaba caer el ramito de violetas en un basurero y se iba, para volver al otro día y esperar el tren de las cinco, con un nuevo ramito de violetas y la alegría anticipada por verla sorprendida…

Y así, todos los días…

Imagen: http://www.officedepot.com.mx

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “EL TREN DE LAS CINCO”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s