EL CERDO NO ES UN SEÑOR


La sabiduría popular dice que “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda” y por más que le digan “señor” a un cerdo, será un animal; será un cerdo, marrano, cochino, porcino, puerco, gorrino, chancho…, el sinónimo que más les guste.

Por eso es que no entiendo la razón de tildar de “señor”, al que usa barro para refrescar su voluminoso cuerpo, seguramente come cáscaras desechadas de fruta y gruñe desaforadamente, con la finalidad de que todos le oigan, pidiendo más comida, para llenar una panza a todas luces insaciable.

El “señor chancho” camina orondo y ventea el aire, con actitud despreciativa para el mundo, y especialmente para con aquellos que no comparten su porcino pensamiento…

Se siente un “marrano superior”, porque piensa que los demás no le llegan ni a las pezuñas y por eso se ve como el rey de los cerdos en su actuar circense, creyendo que lo puede todo …

En el fondo, sabe que no es más que un puerco, animal mamífero artiodáctilo, pero querría que le digan “Sus Scrofa Domestica”, porque suena bien, suena importante, y es latín, como “opus” que significa obra.

Imagen: galeria.dibujos net.