INCREÍBLE: ¡SE LE PASÓ AL CONGREZOO PERUANO, PROMOVER UNA “DECLARACIÓN DE INTERÉS NACIONAL…!


En un acto de olvido vergonzoso, el congrezoo no ha declarado “De Interés Nacional” y por supuesto, ni siquiera alguno de los egregios padres & madres de la patria que conforman el colectivo legislero peruano, ha presentado un sesudo proyecto de ley para que el calendario festivo peruano celebre, con tenedores y platitos, el importante “Día de la Albóndiga”, cuya recordación internacional ha tenido lugar el 9 de este mes de marzo (que es hoy, pero dependerá del día en que lean el post, porque si lo leen mañana, será ayer), según informaciones wébicas.

Francamente no llego a entender el despiste, desinterés o el “a mí que me importa” de los progenitores patrios… Si los emolienteros tienen su día, si el pollo a la brasa puede adquirir el status de “plato nacional”, si la inmortalidad del mosco podría asumir el rango de “verdad nacional de la fe”, ¿Cómo es que algo históricamente documentado ha sido pasado por alto…?

No sé en qué están pensando estos personajes gravitantes, pero es urgente que se pongan al día y reparen errores como este, en lugar de ocuparse (fuera de los baños) y dejar los restos del digerido almuerzo, por los pasillos del semicirco.

Imagen: http://www.comoencasamoratalaz.com

SEAN MALDITOS


Si yo fuera brujo, les lanzaría una maldición de tal tamaño que ni con lejía se la podrían sacar de la piel. Una maldición por los siglos que vendrán, hasta el fin de los tiempos.

Pero no lo soy y lo único que puedo es maldecirlos, deseándoles lo peor, en una escala minúscula –la mía- esperando que, como las ondas se forman en el veneno líquido, al caer una gota o una piedrecita y se expanden, así este post sirva para que quienes lo leen, me acompañen y hagan coro.

Me refiero con esto, a los nacidos de mala manera que han propalado el que la vacuna de Sinofarm NO es efectiva, o si lo es, resulta mínima su efectividad, por boca de “periodistas” y usando algunos “medios”, a quienes debe alcanzar la maldición y que no menciono, porque no tengo desinfectante para la boca, ni el alcohol necesario para limpiarme los dedos con los que escribo y hacerlo con las teclas de la computadora.

De todas partes les han dicho que mienten y que al hacerlo crean miedo y zozobra en muchas personas que ya no quieren vacunarse y ellos, asesinos, en su estúpido afán de desestabilizar al Perú y ganar réditos para detentar el poder y hacer mierda al país, aprovechando terribles momentos de crisis, no se detienen ante nada y creen poder triunfar. La frase “Miente, miente, que algo queda” es muy antigua y se atribuye a Voltaire o a Goebbels, que fue, en la Alemania nazi, su perfecta encarnación… Entonces, aquí, mienten una y otra vez, haciéndolo con total desparpajo, en los medios, para echar a rodar la bola y que las redes “suciales” puedan jugar en pared. Aquí entran a tallar esos delincuentes anónimos llamados “trolls”, sicarios que reciben un pago por esparcir mierda con ventilador.

Mi maldición puede que sea pequeña, pero creo que, si se llega a replicar, les acarreará por lo menos cien años de desgracia y para ese entonces, serán unos malditos muertos desgraciados.

Imagen:es.wikipedia.org